Efecto impuestos: ropa hasta 200% más cara que en Chile

Edición Impresa

Además, el dólar estable en el país vecino y los bajos índices de inflación ayudan a acrecentar la diferencia de precios en la indumentaria.

Las eternas filas que hacen cada fin de semana largo los argentinos para cruzar la frontera y llegar a Chile para hacer shopping tiene una clara explicación: los precios de la ropa llegan a ser hasta 200% más económico del otro lado de la cordillera. Y esto se debe a que en el país, según los fabricantes textiles, una prenda de vestir tiene más del 50% de impuestos en su valor final.

Desde el sector sostuvieron que están fuertemente golpeados por la retracción en el consumo que según ellos se debe al crecimiento de las importaciones y a la presión impositiva. "La carga impositiva en una prenda de vestir es del 50,3% y la industria solo incide en un 8,5% del valor final de esta, mientras el Estado Nacional, 500% más que todos los eslabones industriales juntos. Entonces, cómo va a ser la industria nacional eficiente si tiene detrás un Estado que no lo es", explicó el presidente de la Fundación Pro Tejer, Jorge Sorabilla.

Y esto se refleja en los precios. Si se compara la misma prenda de ropa, de igual marca distribuido por el mismo comercio pero una sucursal en Argentina contra una en Chile la diferencia en los precios supera al 200%. Por ejemplo, un vestido básico de mujer en Falabella de Argentina cuesta $1490, uno muy similar de la misma marca, en el país fronterizo cuesta $472. "Las compras externas por turismo, las importaciones puerta a puerta y el contrabando remanente fundamenta buena parte de porqué el consumo textil está deprimido y el nivel de actividad sectorial no repunta", indicaron desde la Fundación Pro Tejer en la Convención Anual de la Agro Industria Textil y de Indumentaria Argentina.

A los fuertes impuestos que debe afrontar la industria textil, se suman dos factores que hacen inclinar la balanza a favor de Chile. Se trata del dólar y la inflación. Mientras la moneda estadounidense se comercializa en torno a los 620 pesos chilenos, acumulando un repunte de 8,1% contra el 5,8% que registró en 2016, en Argentina el dólar avanzó 20,4% en 2016 y otro 9,2% entre enero y agosto de 2017, en ambos casos, casi la mitad que la inflación. En cuanto a la inflación, en los últimos cinco años los números acumulados en la Argentina alcanzaron al 292,1%, mientras que en el país trasandino fue de apenas 18,4%.

Ante el difícil escenario que atraviesa la industria textil en el país, denunciaron que "el plan productivo Nacional que plantea la administración de Mauricio Macri ocupa actualmente un lugar horrible", sostuvo Ariel Schale, director Ejecutivo de la Fundación Pro Tejer.

La actividad textil cayó un 12,9% entre enero y julio respecto del mismo periodo del año anterior, aunque el sector ve con optimismo que ese ritmo de contracción se desacelere después de haber tocado un pico de baja del 27% en diciembre del año pasado.

Y es que las importaciones en prendas de vestir aumentaron un 62,3% en toneladas en sólo un año, esto se explica principalmente por las compras al exterior de los mayoristas (40%) y de las marcas y tiendas de retail (23%). El incremento de las importaciones concentrados en los bienes finales impacta sobre el resto de la cadena de valor, reduciendo la demanda.

Entre 2016 y 2017 la industria textil perdió 20.000 puestos de trabajo en toda la Argentina. El mercado alcanzará un total de 400.000 toneladas en 2017 de producción, lo que implicaría una baja del 20% con respecto al 2015 y lo que más preocupa es que de ese total el 60% es de producción extranjera.

Dejá tu comentario