El BCE se anticipa al canje de deuda

Edición Impresa

Fráncfort - Los bancos centrales de los países de la zona euro canjearán sus tenencias de bonos griegos por nuevos títulos antes de un acuerdo con el sector privado para evitar asumir pérdidas forzadas, dijeron ayer fuentes del bloque monetario. Además trascendió que el Banco Central Europeo (BCE), para no quedar fuera del juego, comenzaría este fin de semana el canje.

La operación se hará mediante un complejo sistema de canje y posterior venta por su valor nominal al fondo de rescate europeo (EFSF por sus siglas en inglés) para tener acceso inmediato a los beneficios que generen.

La zona euro está dando así los toques finales a un segundo acuerdo de rescate para la aprobación final de los ministros de Finanzas el próximo lunes, pavimentando el camino hacia un canje de deuda con los acreedores privados de Grecia, necesario para evitar una moratoria del país en marzo. El acuerdo, que apunta a reducir a la mitad lo que Grecia le debe a los inversores, recortando la deuda por 100.000 millones de euros, incluirá un requerimiento legal para los tenedores de bonos a fin de que acepten sus pérdidas. Este requisito habría puesto al BCE en una posición difícil, dejándolo abierto a reclamos de que estaba financiando a gobiernos. Dos fuentes de la zona euro dijeron que para evitar el problema, el BCE canjearía sus bonos por unos nuevos antes del canje de deuda del sector privado, lo que le permitiría mantenerse al margen del acuerdo de deuda. Las fuentes dijeron que el proceso podría empezar el fin de semana, y uno de ellos añadió que la medida fue una cuestión técnica y que los nuevos bonos tendrían los mismos términos que los originales. El BCE declinó hacer comentarios.

Bonos griegos

Según fuentes de la zona euro, el BCE posee cerca de 50.000 millones de euros (65.000 millones de dólares) en bonos griegos como resultado de un controversial programa de emergencia que empezó en mayo de 2010. No obstante el BCE compró los bonos con descuento, pagando un poco menos que 40.000 millones de euros. Esto significa que apunta a una utilidad de entre 10.000 a 15.000 millones de euros, dinero que el organismo ha dejado claro que lo dirigiría de vuelta a Grecia.

La información que el BCE allanaría el camino para la quita de la deuda soberana griega a través de una operación de canje, fue también difundida ayer por el diario alemán Die Welt. En la operación, los bancos nacionales de la eurozona intercambiarán sus bonos griegos por otros nuevos. «La transacción deberá estar completada el lunes próximo», cita el diario a la fuente.

El jefe del eurogrupo, el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, anunció para el próximo lunes una decisión definitiva de los titulares de Finanzas de la eurozona sobre el nuevo paquete de ayuda a Grecia, de unos 130.000 millones de euros. Paralelamente, se espera que Atenas presente el acuerdo para disminuir en unos 100.000 millones de euros su deuda en manos de acreedores privados. El ministro de Finanzas de Grecia, Evangelos Venizelos, señaló como uno de los principales escollos para llegar a un acuerdo con bancos y aseguradoras precisamente la demanda de éstos de participación del BCE. El BCE y los bancos centrales nacionales van a lograr un beneficio con este canje de bonos porque cambian la deuda por un valor

de unos 50.000 millones de euros a su precio de emisión originario y no al precio al que la compraron en el mercado, que es un 20 o un 25% menor. Según Die Welt, el canje será efectuado de tal manera que los bancos nacionales se queden con los beneficios y los puedan traspasar a los gobiernos. A su vez, los ejecutivos decidirán si los emplean como aportación a la financiación del plan de rescate griego. Fuentes de bancos emisores europeos señalaron que se trata de una operación técnica, debido a que ni el BCE ni los bancos centrales pueden participar en la reestructuración de la deuda. La compra de títulos griegos no se produjo a modo de inversión, sino para apuntalar el mercado, destacaron. En su edición online, Die Welt informó ayer que «la operación se cerrará el viernes (hoy)», y el lunes se podría producir la oferta del canje de la deuda en manos de los acreedores privados, que renunciará al 50% de sus derechos, unos 100.000 millones de euros, según el diario alemán.

Agencias DPA, Reuters y EFE, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario