El BCRA perdió u$s 2.000 M de reservas durante el último mes

Edición Impresa

 A pesar de la devaluación de diciembre, que llevó el tipo de cambio de los $ 9,80 a los $ 15,50, el Banco Central debió ceder u$s 407 millones de reservas este año sólo por vender divisas en el mercado cambiario para evitar que se disparara el dólar. El monto, que representa un 66% de la mitad de lo que perdió Alejandro Vanoli en el mismo período del año pasado (unos u$s 615 millones), fue atenuado tanto por los efectos del ajuste cambiario como por la suba de tasas de interés que al mismo tiempo realizó el organismo.

Las reservas cayeron en u$s 2.270 millones desde el 29 de enero hasta el viernes. Fue, principalmente, por dos factores: 1) Las intervenciones que realizó el Banco Central en el mercado con ventas de divisas en un momento en que el tipo de cambio llegó a superar momentáneamente los $ 16. 2) La salida de dólares que sintió por la caída en el efectivo mínimo, que está representado -según el propio organismo- por el movimiento del dinero que se registra de las cuentas corrientes de las entidades financieras en el Banco Central.

"En la transición de febrero a marzo, cuando el tipo de cambio amenazaba con instalarse encima de $ 16, el BCRA se vio obligado a desplegar un arsenal bastante más contundente para frenar el dólar. Ofreció u$s 500 millones en el mercado cambiario y volvió a subir drásticamente la tasa de interés de las Lebac. La agudización del torniquete monetario traerá aparejada como efecto colateral no deseado la agudización del enfriamiento del nivel de actividad", comentó en un informe el economista Federico Muñoz.

El alto stock de Lebac en pesos que acumula como deuda, junto al fuerte pago de intereses que realiza semanalmente, son otros obstáculos que debe sortear el Central por esta misma decisión de haber liberado el cepo cambiario. El panorama se complica porque el BCRA optó por concentrar la deuda en los plazos más cortos, en una apuesta para bajar rápidamente el costo de la política monetaria contractiva. "La tasa de interés volvió a subir y se acumuló un enorme volumen de vencimientos a muy corto plazo ($ 240.000 millones en marzo), que dificultará el roll-over y la continuidad de la política astringente", completó Muñoz.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario