4 de noviembre 2011 - 00:00

El Central logró calmar al dólar: costó u$s 50 millones

Por cuarto día, la City volvió a ser el centro de atención por las restricciones a la compra de dólares.
Por cuarto día, la City volvió a ser el centro de atención por las restricciones a la compra de dólares.
Fue un día menos agitado en el mercado cambiario marginal, pero en el oficial, después de dos ruedas, el Banco Central se vio obligado a vender dólares al contado para evitar que la divisa mayorista supere los $ 4,25 en el mercado mayorista.

En el Forex-MAE, la principal plaza mayorista, el dólar comenzó el día a $ 4,2550, valor que la mesa de dinero del Central no aceptó y comenzó a agredir todas las posturas compradoras. La estrategia dio resultado y logró bajar al dólar a $ 4,251. A las 13.00 el dólar cedió una milésima y quedó en $ 4,25 valor al que cerró. A media hora del final el Central recompró una parte de lo que vendió y quedó con un saldo negativo de u$s 50 millones a los que hay que sumarle u$s 20 millones que vendió el Banco Nación.

Las reservas de la entidad bajaron u$s 10 millones a u$s 47.414 millones.

En las casas de cambio continuó a $ 4,27.

En la plaza marginal, después de la fuerte suba de 10 centavos del miércoles que lo llevó a $ 4,80, el «blue» retrocedió a $ 4,70. Más fuerte fue la caída del «contado con liquidación», el dólar que se utiliza para fugar capitales. La baja fue de poco más del 5% a $ 4,83. El día anterior cotizó a $ 5,10. El retroceso se debe al menor precio de los bonos en dólares que se utilizan para esta operación. La ANSES bajó el día anterior el valor de los bonos cortos y medianos en más del 6% con una fuerte oferta de estos títulos. Ayer estos papeles recuperaron la mitad de lo que perdieron el miércoles. El Bonar X subió un 3,68% y el Boden 2015, un 2,13%. La suba de los papeles en dólares hizo que el riesgo-país bajara un 7,56% a 783 puntos básicos.

El mejor humor por Grecia no se reflejó plenamente en los bonos que negociaron el 40% de lo que habían operado el miércoles.

El Discount en pesos, el bono de referencia del canje de la deuda, perdió un 1,31% ante la ausencia del Gobierno, su gran comprador.

Los cupones PBI tuvieron una recuperación que no conformó. Tanto el emitido en pesos como el nominado en dólares subieron un 1,75%. El alza fue muy mezquina en particular para el cupón en divisas que el día anterior cayó más del 5%. El emitido en moneda local había perdido un 2,30%.

El comportamiento de los bonos no estuvo conectado con la resurrección de los mercados internacionales. Los inversores locales están con un ojo en las Bolsas de Europa y Estados Unidos y otro en la evolución del dólar, porque de su precio depende el comportamiento de las tasas de interés que se aproximan al 20% anual para plazos fijos a 30 días.

Las acciones tuvieron una importante reacción. El Merval de las líderes subió un 3,47% por la fuerte suba de Tenaris del 12,04% debido a su buen balance. Los bancos también aportaron al crecimiento del índice. Grupo Financiero Galicia subió un 3,62%. Las empresas de energía que se verán beneficiadas con el recorte de subsidios prolongaron la suba del miércoles. Edenor aumentó un 3,22%.

Para hoy se espera otra jornada cambiaria tensa. La demanda de dólares permanece firme, aunque los últimos anuncios de eliminación de subsidios quitaron algo de tensión.

Dejá tu comentario