El Gobierno le entregó dossier AMIA al vicecanciller de Obama

Edición Impresa

Héctor Timerman le entregó ayer al Departamento del Estado de los Estados Unidos un informe sobre el memorando de entendimiento que la Argentina firmó con Irán, el primer acercamiento tras ese acuerdo. Fue en un encuentro con el número dos del Departamento de Estado, William Burns, en Washington.

Timerman le llevó un voluminoso dossier sobre el memorando con Irán que está integrado por una explicación de la posición argentina sobre la postura de Irán y una tercera carpeta con toda la historia y los antecedentes del caso.

La reunión, en realidad, no fue para discutir esa información y de hecho no lo hicieron. Sólo hubo una pregunta que introdujo Burns sobre los acusados por el atentado: "¿Por qué no los juzgaron en ausencia?".

Timerman le explicó: "Porque en la Argentina no hay juicio en ausencia". El estadounidense enseguida explicó que en los Estados Unidos sucede lo mismo y de ahí que existen causas abiertas y pedidos de captura que se prolongan por años.

Hubo también acuerdos sobre la marcha de la Asamblea General de la OEA que arrancará hoy y donde se debatirá el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Se espera que finalmente habrá un acuerdo blando sobre ese tema.

Timerman también le agradeció al subsecretario de Estado "el tradicional apoyo de Estados Unidos para impulsar la resolución pacífica a través del diálogo en la Cuestión Malvinas, de acuerdo con las más de 40 resoluciones de Naciones Unidas" que así lo requieren.

La Argentina logró que se aprobaran esta semana en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tres propuestas para que "se haga por primera vez un análisis país por país de la situación de los derechos humanos", que "todas las relatorías hagan un informe sobre el tema de su propia relatoría tal como lo hace la de Libertad de Expresión" y por último, el aporte para "aclarar los criterios para adoptar las medidas cautelares".

Timerman explicó que para que la CIDH se financie con recursos propios, "es necesario que los países que componen la OEA aporten un centavo y medio por habitante por año".

Tras el encuentro con el número dos de John Kerry, Timerman se encargó de dar las explicaciones: "Intercambiamos puntos de vista sobre la reunión de mañana de la CIDH en la cual Estados Unidos le pidió a la Argentina que apoye el fortalecimiento, porque la Argentina es un país que ha ganado el respeto de todos por su constante lucha por los derechos humanos".

Hubo también otra declaración de la Argentina que terminó fijando posición en uno de los temas más complicados del acuerdo con Irán: la permanencia de los funcionarios iraníes acusados del atentado en la circular roja de Interpol.

Esta semana Irán relativizó esa situación al declarar que no estaba ratificado en la posición de Interpol que esos pedidos de captura siguieran en vigencia tras la reunión de la Comisión de Verdad.

Frente a eso, Timerman le expresó ayer su "agradecimiento" al secretario general de Interpol, Ronal Noble, por la carta en que el Consejero Jurídico de ese organismo, Joel Sollier, evaluó como "positivo" el memorando de acuerdo entre nuestro país e Irán, y reiteró que "la vigencia de las notificaciones rojas" en la causa AMIA "ha sido una pieza fundamental en los avances logrados".

"El acuerdo alcanzado con Irán, si llegara a ser aprobado por el Parlamento de ese país, permitirá que por primera vez los sospechosos sean interrogados por las autoridades judiciales argentinas que llevan adelante ese proceso legal", dijo el Canciller repitiendo el argumento inicial del Gobierno en este tema.

El Gobierno considera "indispensable la labor de Interpol en la lucha contra el crimen en general y, especialmente, contra el terrorismo internacional. La cooperación de nuestro país con la organización se ha visto enriquecida a través del trabajo en la causa AMIA", dijo Timerman en esa carta; "Quedo a su disposición para continuar con la cooperación necesaria para traer justicia a las víctimas de uno de los dos peores ejecutados por el terrorismo internacional contra la Argentina".

En una carta enviada la semana pasada, Interpol consideró como "positivo" el memorando rubricado y consignó que éste no implicaba el levantamiento de las alertas rojas determinadas en la causa AMIA.

Dejá tu comentario