El mercado busca consolidarse

Edición Impresa

A menos de un mes y medio de finalizar el año 2018 estamos ante un mercado que busca consolidarse; muy lejos quedaron los máximos históricos del Merval superando los 35.000 puntos, además de un Merval en dólares de 1814 con un dólar de 20, era otro mundo otra realidad. Ahora el Merval en dólares debe buscar consolidarse en 868 en pesos debería lograr un soporte en 31.100 puntos aproximadamente, pero claro, el dólar, nuestro parámetro, está alrededor de los 36,37 pesos después de haber tocado los 42.

El mercado tendría que llegar en mejores condiciones a fin de año; no es novedad que la devaluación de la moneda nacional ha sido una de las más profundas de la historia económica argentina, y que la crisis tiene muchas raíces que no son objeto de este artículo. Ante el incesante aumento de la tasa de interés en EE.UU., desde la Reserva Federal se mencionó que el ciclo de alzas graduales de las tasas de interés continuará en la reunión del próximo mes; esto indudablemente encarece el endeudamiento nacional, nuestra deuda se encuentra en dólares en su mayoría, con un impacto directo en la prima de riesgo.

La recesión con inflación produce un estrangulamiento en el sector público que no encuentra otra salida que lentamente buscar un equilibrio de variables que reduzca la inflación y disminuya la presión sobre el tipo de cambio. Así lentamente el dólar se va estabilizando cerca del límite inferior de la banda establecida por el Gobierno, pero en materia inflacionaria el Indec informó que la inflación nacional fue de 5,4% en octubre, lo que significa que los precios crecieron 39,5% en los primeros diez meses del año y 45,9% interanual, lo que parecería que la inflación anual cerraría en esos valores, muy lejos de lo que había previsto el Gobierno antes de la tormenta.

Veamos desde el aspecto técnico qué tenemos; es claro el soporte en 25.000 puntos y de allí se habilitaron tramos de suba con objetivo en 32.000 puntos, aunque esta podría ser un nivel de resistencia interesante, pero hay que sortear los 61,8 de Fibonacci desplegados en el cuadro. Se observa que los promedios móviles han sido superados en forma ascendente, con lo que la tendencia se estaría recuperando rompiéndose el canal bajista, a pesar de que desde lo fundamental no hay tan buenas novedades, la ruptura podría ser significativa si el volumen acompaña; en caso de aumentar el volumen, daría lugar a nuevas ondas impulsivas. No es tema menor la información que nos proporcionan los osciladores clásicos el estocástico en forma ascendente mostrando la solidez del ciclo, que podría revertir en el área superior y el RSI aun no llega al área de venta, con lo cual estaría mostrando que la suba podría continuar hasta el objetivo planteado, el MACD ha dado una tenue señal. En conclusión el objetivo de 32.000 está planteado y es viable para acciones subvaluadas como las nuestras, no sin antes padecer los embates del ambiente de los mercados externos.

Desde el mercado internacional las noticias revelan la existencia de un horizonte de inestabilidad en los mercados centrales, norteamericano y asiático, además del sector del petróleo que ha cedido precio, pero no encuentra estabilidad con el WTI en valores de 55 dólares el barril, que tendrá impacto en los activos nacionales, y en nuestro índice.

El otro tema es la tasa de interés, cuya estructura desvela, en que las altas tasas de interés estarían afectando la curva de rendimientos en pesos y el costo del dinero al público en general; el martes el BCRA estaría frente a la última licitación de Lebac y el Tesoro colocará Lecap y Letes a 91 días. El anuncio oficial es que vencen; sólo intentará renovar $40.000 millones, lo que representa apenas el 25% del stock, en estricto cumplimiento del objetivo de mantener en cero la expansión de la base monetaria, además la buena novedad que la tasa de interés se muestra en un proceso de baja, y el dólar se mueve cerca del piso de la banda de flotación cambiaria.

Esto parecería ser una normalización en la pendiente de la curva soberana, en particular en la parte corta. Todo por las expectativas de que el FMI acceda a adelantar para 2019 los 3 desembolsos de dólares programados para 2020 y 2021. El mercado responderá si se dan más condiciones para despegar.

Dejá tu comentario