El mercado sin reacción y esperando

Edición Impresa

Los 31161 puntos de Mervaldel viernes 20, muestran una vez más que el mercado no reacciona a pesar de que números de la economía no son malos, ni hay escenarios que permitan pensar que se avecinan crisis que podrían ser graves para la economía.

El índice Merval lleva una ganancia aproximada del 3,60%, en pesos, y una pérdida del 2% del en dólares en lo que va del año en esos valores. Esto es muy delicado desde el punto de vista del inversor ya que parecería que el mercado se está desinflando o que esta frente a una baja encubierta que no se muestra en pesos y si en valores relativos como acabamos de ver, pero veamos un poco más allá, el principal flagelo argentino es la inflación, y habría una inflación acumulada hasta abril de 2018 del 9% aproximadamente, distintos medios se hacían eco que la inflación podría llegar a ser del 20% en este año con lo cual se podría pensar en valores consensuados del 1,7% de inflación mensual, con lo que el mercado tiene un gran recorrido para recuperarse.

Selectividad

Hasta aquí el supuesto de la baja en términos reales aparece como muy sólido, debido a la inflación, pero el mercado ha estado muy selectivo si analizamos acción por acción y no todo ha padecido el letargo del Merval, hay acciones que se mantenido a salvo de este escenario y otras que han sido causales de los números anteriores.

Un buen número de energéticas que impulsaron el mercado han estado moviéndose en una franja de valores sin exhibir grandes desempeños a pesar de contar con buenos trimestrales, similar a los bancos y sectores de holdings y constructoras. Todas estarían esperando novedades positivas de la macroeconomía. Por otro lado, el incremento del precio del petróleo impulsó a las acciones del segmento cuyo desempeño se ha destacado bastante y promete seguir así. La manifestaciones del Presidente de los EE. UU. no han sido suficientes para contenerlo, y en otro aspecto pareciera que la guerra en Siria sería un motivo para sostenerlo alto. La tibia guerra comercial de los EE.UU. con China aparece como un poco lejana a nuestra realidad salvo por su influencia en el mercado norteamericano que afecta a todos nuestros ADR que se negocian allí, y sus consecuencias tienen su impacto en el mercado local.

Las especulaciones, que nuestro país pueda ser reclasificado por Morgan Stanley Capital Internacional (MSCI) como mercado emergente, es un tema que aparece como trillado; el Congreso Nacional demora la sanción de la modificación de la Ley de Mercado de Capitales, mediante la llamada Ley de Financiamiento Productivo que cuenta con media sanción de la Cámara baja, el Senado introdujo algunas modificaciones y debe regresar a la Cámara de Diputados para su nuevo tratamiento. Para que nuestro país sea recalificado por el MSCI sería bueno contar con la Ley que tiene aspectos relevantes para nuestro mercado.

Desde lo técnico, ahora está probando una resistencia de en 31.000 puntos, obligado a retornar al media de 50 días y más allá a los 31.600 de la de 9 días; ahora el mercado está frente a un nuevo esquema de soportes que va testeando semanalmente. El mercado ingresó en un curioso movimiento lateral, incluso perforando los promedios móviles sin señales concretas, ante novedades cuyas condiciones están dadas podría iniciar un proceso de recuperación conforme lo que indica el triángulo. El inicio de un nuevo ciclo es probable en este nivel, dando inicio de nuevos conteos. El RSI, muestra una notable estabilidad y neutralidad, pero ahora en el centro y con alguna señal de cambio cuando el volumen aumenta. Ahora, el Estocástico luce neutral también pero con una señal en vendido que impulsaría a nuevos valores ascendentes en caso de nuevas noticias. El volumen es el gran ausente, pero una corrección podría establecer un nivel de reacción para tener en cuenta.

El dólar estadounidense es el parámetro natural de nuestra economía, es el respaldo de nuestra moneda y la unidad de medida forzada para medir el desempeño nuestros portafolios; y el Merval en dólares ha tenido una performance menor al tipo de cambio dólar, lo cual se puede revertir, el indicador MACD podría ser útil para nuestras conclusiones. Sabemos que este indicador es sensible al volumen y en todas las oportunidades que el volumen creció el indicador fue eficiente, tal como lo muestra el gráfico en caso de mejorar el volumen y no haber complicaciones adicionales la brecha debería reducirse.

Petróleo

El precio del petróleo es un importante determinante en el desempeño del mercado argentino, y el rendimiento del índice y el precio del petróleo, tienen una notable correlación entre ambos. Ahora el petróleo subió a u$s68 el barril, parecería que queda estable en esos valores, con lo cual las acciones petroleras podrían ser protagonistas de un nuevo impulso al mercado.

Si analizamos confianza por el índice EMBI, el riesgo país, ahora curiosamente, nos muestra al mundo mucho más riesgosos. Obviamente por los ajustes en la tasas de costo de dinero en los EE.UU. que encarecen nuestro endeudamiento, el EMBI creció en los que va del año un 21 por ciento aproximadamente y tendría alguna correlación inversa con el índice, como lo muestra el gráfico. Adicionalmente, la deuda argentina no logra recuperarse plenamente y en particular en la parte larga de la curva de rendimientos. El resultado de la licitación de Lebac fue más o menos como se esperaba, la tasa más corta de 28 días bajó 0,20 puntos porcentuales quedando en 26,30% anual, igual que la de 64 y 91 días. Se incrementaron levemente las más largas y las emitidas a 119 días aumentaron 0,20 puntos porcentuales, a 25,75 por ciento y a 154 días 0,65 resultando un 25,60 por ciento anual. El resultado podría indicar que se espera una reducción de la inflación esperada en el corto plazo, además de un cambio en la composición de la curva de Lebac siendo más plana, que de verificarse podría llegar una estructura de tasas más racional para todos los bonos domésticos.

Dejá tu comentario