24 de octubre 2014 - 19:17

“El Mercosur debería dejar a Uruguay firmar acuerdos por fuera”

• ENTREVISTA A DANILO ASTORI, MINISTRO DE ECONOMÍA PROMETIDO POR VÁZQUEZ

Según Danilo Astori, vicepresidente de José Mujica y futuro ministro de Economía de Uruguay si el Frente Amplio retiene el poder, “el proteccionismo de la Argentina trajo consecuencias negativas para el funcionamiento del Mercosur”.
Según Danilo Astori, vicepresidente de José Mujica y futuro ministro de Economía de Uruguay si el Frente Amplio retiene el poder, “el proteccionismo de la Argentina trajo consecuencias negativas para el funcionamiento del Mercosur”.
 Montevideo (enviada especial) - Mucho antes de que comenzara oficialmente la campaña, Tabaré Vázquez hizo su primera promesa electoral: si el Frente Amplio (FA) gana, el actual vicepresidente, Danilo Astori, volverá a comandar la economía uruguaya. Uno de sus principales objetivos, en ese escenario, será encarar una negociación para flexibilizar el Mercosur, le dijo Ámbito Financiero.

Para muchos analistas, Astori es una carta segura. Es un referente de los sectores moderados del FA y lo avala su gestión en el Ministerio de Economía en el Gobierno de Vázquez a partir de 2005, cuando Uruguay era el segundo país más endeudado con el FMI, el 40% de la población vivía en la pobreza y el desempleo llegaba al 13%. "El panorama era tétrico", recuerda al recibir a este diario en su despacho en la Cámara de Senadores, que preside.

Periodista: Semanas atrás dijo que el Mercosur está funcionando mal y que hay que hacerle cambios. ¿Cuáles serían?

Danilo Astori:
Más que aumentar las críticas, lo que aumentaron fueron los problemas. En los últimos años se deterioraron muchísimo las oportunidades de un buen funcionamiento. Obviamente nunca tuvimos mercado común, pero además la unión aduanera e incluso la zona de libre comercio tuvieron enormes dificultades. Han coexistido enfoques diferentes; por un lado, uno aperturista como el que practican Uruguay y Paraguay, y otro más proteccionista sobre todo en la Argentina, que de algún modo trajo consecuencias negativas para el funcionamiento del bloque.

P.: Hay quienes proponen dejar el bloque.

D.A.:
Para nosotros el Mercosur es imprescindible. Uruguay no puede pensar en una inserción internacional que no encuentre en el Mercosur un componente fundamental. Tenemos dos grandes vecinos, que son Argentina y Brasil, y buena parte de la industria manufacturera uruguaya depende del bloque. Me parece que uno de los caminos es flexibilizar la posibilidad de hacer acuerdos fuera de la región sin dejar de pertenecer al bloque. Lo que sería una múltiple membresía, o la posibilidad de hacer acuerdos bilaterales. Lo ideal sería que hubiera acuerdo de bloque a bloque, pero está muy difícil que el Mercosur lo haga. Que, a cambio de los problemas que tenemos hoy, se nos conceda esa flexibilidad sería uno de los caminos que proponemos.

P.: Usted habló de proteccionismo argentino. ¿Qué consecuencias tiene para su país y cómo planea encararlo?

D.A.:
El comercio con Argentina cayó verticalmente y esto para Uruguay es muy importante, porque es uno de los socios tradicionalmente más relevante que tenemos. Eso afecta en términos generales a toda la economía y para una parte de la industria, como la de autopartes, es letal.

P.: Los industriales uruguayos critican el modo en que se manejó la relación con Argentina. ¿El Gobierno cree que hay que cambiar de estrategia?

D.A.:
Uruguay hizo lo que pudo. Insistió por el camino del encuentro, del diálogo, con mucha paciencia y con bastante profesionalismo. Yo no abandonaría ese camino, creo que es el único que cabe. El de la confrontación no me parece el más adecuado y mucho menos para un país como que es físicamente pequeño. Este camino, además, tiene por objeto las obras binacionales que son vitales para nosotros, como el dragado del río Uruguay, de los canales, los acuerdos en materia portuaria.

P.: Usted mencionó el deseo de solucionar los problemas por la vía del encuentro. ¿Hay del otro lado, en el Mercosur, algún actor receptivo?

D.A.:
Si propongo seguir por ese camino es porque tengo esperanzas de ser escuchado. A veces estas cosas llevan tiempo, a veces dependen de la evolución del escenario político aquí y allá. Yo lo único que deseo es que sea proclive a estos encuentros.

P.: Tabaré Vázquez afirmó que un tercer Gobierno del Frente Amplio debe ser distinto a los anteriores. ¿Qué debe cambiar?

D.A.: Más que cambiar, me referiría a los grandes desafíos que hay que afrontar. Por un lado, todo un conjunto de decisiones que se vinculan con el potencial físico del país. Uruguay necesita actuar rápida y profundamente en ese campo. Allí hay que hacer un esfuerzo de inversión mayúsculo. El país creció mucho en los últimos años y eso está demandando infraestructura. Incluso vamos a tener que movilizar herramientas hasta ahora desempleadas, como el estatuto de la participación público-privada para posibilitar estas inversiones. También hay que hacer grandes transformaciones en materia educativa, seguridad pública y lo que llamamos el sistema de cuidados, que va a ser, si llegamos al Gobierno, la gran novedad en matriz de protección social y que abarcará a los núcleos vulnerables de la población: los niños menores de 3 años de contextos críticos, los compatriotas con capacidades diferentes y dependencias severas y los adultos mayores con dependencias severas.

Dejá tu comentario