“El new deal no es la panacea frente a crisis”

Edición Impresa

Roberto Mangabeira Unger, el ministro de Asuntos Estratégicos de Lula da Silva y el único contacto directo de Barack Obama en la región, continuó ayer con su prédica latinoamericanista. De visita en Buenos Aires, se reunió con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; con el jefe de la Legislatura Porteña, Diego Santilli; y con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli. Además, almorzó en la sede de la UIA con los principales referentes de las cámaras empresarias del país, incluyendo integrantes de la Mesa de Enlace.
En todas sus reuniones, y en una entrevista particular con Ámbito Financiero, Unger desplegó sus teorías sobre el latinoamericanismo y la necesidad de no confiar en que Obama trabaje para fortalecer económicamente a la región. Para el visitante, es el momento de establecer una relación «crítica» con Estados Unidos
Periodista: ¿Qué enseñanzas deja la crisis internacional para la región?
Roberto Mangabeira Unger: Abre una oportunidad para transformar Sudamérica y profundizar la democracia. También Estados Unidos puede tener su propia evolución. El principal problema resultante de la crisis financiera y económica mundial no es el resurgimiento del proteccionismo, sino la superficialidad del debate que oculta su verdadero significado, incluso como oportunidad transformadora.
P.: ¿Qué tan profunda puede ser la crisis, más allá de lo económico?
R.M.U.: El gran riesgo que se corre en los países ricos es que los estímulos fiscales sean suficientes para comprometer por muchos años la salud de sus finanzas públicas, pero insuficientes para sacar a esos países de la recesión. En Estados Unidos se invoca el «new deal» que impuso el ex presidente Franklin Roosevelt como la panacea. Pero nos olvidamos de que Roosevelt no logró sacar a Estados Unidos de la depresión, sólo consiguió democratizar la economía. A pesar de todas sus inversiones y obras públicas, la depresión se agravó durante toda la década del 30 y el PBI cayó a la mitad. Lo que sacó a Estados Unidos de la depresión fue la Segunda Guerra Mundial.

Dejá tu comentario