El nuevo comic suma aún más biografías

Edición Impresa

Barcelona- Zelda Fitzgerald, Hunter S. Thompson y Dalí son algunos de los nombres a los que el cómic, en vertiente novela gráfica, dedica varias de sus ultimas novedades editoriales, junto a otros títulos que sirven de crónica bélica, testimonio a su vez de la muerte del periodista español Julio Fuentes en Afganistán.

Fuentes es uno de los personajes de "Donde la tierra arde" (Norma), de Giuseppe Galeani y Paola Cannatella, basado en la historia de la reportera italiana Maria Grazia Cutuli, asesinada en noviembre de 2001 por los talibanes en una ruta cuando se dirigía a Kabul junto al corresponsal del diario español "El Mundo".

Un relato en primera persona de Cutuli, practicante, como Fuentes, de un periodismo de alto riesgo: la necesaria crónica de guerra en el lugar donde suenan las balas y caen las bombas.

Por su parte, el maestro del manga Shigeru Mizuki elige narrar su vida para contar cómo fue la Segunda Guerra Mundial bajo los ojos de un soldado japonés, una perspectiva poco conocida en Occidente.

El segundo volumen de esta "Autobiografía" (que Astiberri publica por entregas) es un manual de las cruentas batallas navales del Pacífico, que sirve de pormenorizada crónica de la brutalidad castrense y de cómo ante ella aflora el instinto de supervivencia que, junto al impredecible azar, permitió a Mizuki sobrevivir.

En el subgénero de biografías ilustradas se destaca "SuperZelda" (ediciones 451) de Tiziana Lo Porto y Danielle Marotta, un elíptico retrato de Zelda, la extravagante esposa del escritor Francis Scott Fitzgerald, una "niña bien" infiel a los principios de clase, que sostuvo una carrera de excesos hacia la autodestrucción con el autor de "El gran Gatsby", antes de morir en un manicomio en 1948.

El reconocido autor francés Edmond Baudoin fue el elegido por el Centro Pompidou de París para que pasara a viñetas la vida de Dalí (Astiberri) con motivo de la exposición que el Beaubourg ha dedicado al pintor ampurdanés.

Baudoin, que reconoce que ni la obra ni la vida de Dalí le habían interesado jamás especialmente, intenta hallar al ser humano que se esconde tras tantas capas de "genialidad" y que por encima de todo quería disfrutar de la vida.

A Hunter S. Thompson , conocido sobre todo por dos películas que protagonizó Johnny Depp ("Locura en Las Vegas" y "Diario de un seductor"), Will Bingley y Anthony Hope-Smith dedican "Gonzo" (451), término que define el periodismo extremo practicado por este reportero norteamericano que se suicidó en 2005, y donde él, siempre con una copa en la mano, era una pieza angular de los reportajes, con una implicación personal que ni el redactor jefe más déspota le habría podido exigir.  

Agencia EFE

Dejá tu comentario