Es ley impuesto a countries y suba del Inmobiliario a baldíos

Edición Impresa

Senado bonaerense sancionó norma para financiar la construcciÓn de viviendas sociales

Buenos Aires - La Cámara de Senadores bonaerense convirtió ayer en ley el proyecto que «facilita» la gestión y generación de proyectos habitacionales de urbanización social en la provincia, y que prevé para ello que los grandes desarrolladores inmobiliarios -como countries o barrios cerrados- donen el 10% de las tierras, o su equivalente monetario, para financiar viviendas sociales.

Se trata de la denominada Ley de Acceso Justo al Hábitat -impulsada por legisladores kirchneristas y que había sido aprobada en octubre pasado en Diputados-, que modifica la ley de ordenamiento territorial y uso del suelo para «abordar y atender integralmente la diversidad y complejidad de la demanda urbano habitacional, desalentando las prácticas especulativas» sobre la tierra.

La ley -elaborada por los diputados del FpV Alberto España y Alicia Sánchez y el legislador de Nuevo Encuentro Marcelo Saín- establece que los grandes emprendimientos inmobiliarios de más de 5.000 metros cuadrados que se instalen de ahora en más en la provincia deberán ceder el 10% del terreno -o su equivalente monetario- para la realización de planes de vivienda social.

La iniciativa además prevé un aumento adicional del 50% del Impuesto Inmobiliario Urbano a los baldíos, y una imposición especial

-de hasta el 33%- para viviendas o terrenos cuyos valores aumenten como consecuencia de obras o cambios de zonificación que produzcan los municipios bonaerenses.
En todos los casos, apunta a financiar planes habitacionales.

Además de la ley de hábitat, los senadores sancionaron una norma que habilita al Gobierno provincial y a los municipios a afectar tierras fiscales a los fines de su incorporación al fondo fiduciario público (programa Pro.Cre.Ar).

Antes de abordar el tratamiento del proyecto, algunas bancadas de la oposición y el senador oficialista Jorge DOnofrio solicitaron que el proyecto continúe en análisis en comisión, pero la moción fue rechazada por la bancada del FpV, que cuenta con amplia mayoría en el Senado provincial.

Finalmente recibió el respaldo en general de la mayoría de los bloques legislativos, aunque votaron en contra la UCR y Unión PRO Peronista.

La alquimia había sido aprobada en la Cámara baja en octubre, con críticas de sectores de la oposición y reparos del sciolismo. Incluso el propio gobernador Daniel Scioli remarcó la necesidad de garantizar que con la norma no se viole «la propiedad privada ni derechos adquiridos», y de que no sea obligatoria la cesión de tierras (existiendo la variante del pago del equivalente monetario).

Ayer, el senador del FpV Luciano Martini remarcó que uno de los conceptos de «desigualdad es la distribución de la tierra», y aseguró que la sanción «puede permitirle a cada uno de los bonaerenses acceder a una vivienda digna».

En la otra vereda, la senadora denarvaísta Nidia Moirano sostuvo que la norma «esboza en su título conceptos que sin duda todos compartimos, pero que en su articulado y fundamentos nada hace en pos del acceso justo al hábitat».

«Este proyecto no dará solución al problema habitacional de los bonaerenses; por el contrario, pondrá más presión sobre los hombros de la ciudadanía aumentando, superponiendo y creando nuevos impuestos y gravámenes; promoviendo las usurpaciones y avasallando la propiedad privada», disparó.

En paralelo, la Cámara alta sancionó ayer además el proyecto que declara «inembargables e inejecutables» en todo el ámbito bonaerense a todas aquellas propiedades familiares habitadas en forma permanente.

La norma tiene como objetivo la protección de aquellas viviendas denominadas «únicas y de ocupación permanente» y declara su condición de «inembargables e inejecutables», salvo casos de expresa renuncia de los propietarios a este derecho.

Dejá tu comentario