¿Está la mano de Kiev detrás de una sugestiva racha de incendios?

Edición Impresa

Washington - Un incendio mortal en un instituto de investigación aeroespacial en Tver, al noroeste de Moscú; la quema de una fábrica de municiones en Perm, más de 1.100 kilómetros al este; y otros dos incendios de depósitos de petróleo en Bryansk, cerca de Bielorrusia: ¿Coincidencias o señal de que ucranianos o sus partidarios están realizando sabotajes dentro de Rusia para castigar a Moscú?

Desde el incendio en el Instituto Central de Investigación de las Fuerzas de Defensa Aeroespacial en Tver, el 21 de abril, en el que murieron al menos 17 personas, las redes sociales han saltado sobre cada informe de un incendio en algún lugar sensible de Rusia, señal de que el país está bajo ataques encubiertos.

Nadie se atribuye la responsabilidad de estos hechos, pero analistas dicen que al menos algunos de los incidentes, particularmente el de Bryansk, apuntan a un intento de Kiev de llevar la guerra a territorio de sus invasores.

Cosa de Dios

En una publicación en Telegram, Mijailo Podoliak, asesor principal del presidente ucraniano Volodímir Zelenski, calificó los incendios de “intervención divina”.

“Grandes depósitos de combustible se queman periódicamente por diferentes razones”, escribió. “El karma es algo cruel”, agregó.

En un país tan poblado como Rusia, un incendio en una fábrica o un edificio remoto normalmente no algo sería particularmente sorprendente. Sin embargo, desde que Moscú invadió Ucrania el 24 de febrero, más de una docena de incendios observados por personas que documentan la guerra han llamado mucho la atención en las redes sociales, en medio de los temores de que los ucranianos lleven a cabo una campaña concertada.

Incluso los incendios de fines del mes pasado en el extremo este de Rusia, en una base aérea al norte de Vladivostok y en una planta de carbón en Sajalín, levantaron sospechas. Y el último miércoles otro afectó una planta química en Dzerzhinsk, al este de Moscú.

Sospechas

“Saboteadores rusos contra Vladímir Putin continúan con su trabajo heroico”, dijo Igor Sushko, un piloto de carreras ucraniano que publica regularmente fotos y videos en Twitter de presuntos actos de sabotaje dentro de Rusia, pero no ofrece pruebas de que fueran deliberados. Otro asesor de Zelenski, Oleksiy Arestovich, fue igualmente opaco en declaraciones a The The New York Times: señaló como ejemplo de este tipo de acciones que Israel nunca admite sus ataques y asesinatos encubiertos.

Analistas de guerra creen que los incendios de Bryansk, que dañaron instalaciones que envían petróleo a Europa, fueron deliberados y están relacionados con el conflicto.

Dejá tu comentario