22 de diciembre 2014 - 00:00

Esta vez no fue la Fed

Esta vez no fue la Fed
 No pasó nada y en todo caso lo que se vio no fue de lo mejor. Sin embargo el mercado accionario, medido con el S&P500 experimentó la mayor suba para tres ruedas consecutivas desde fines de 2011, quedando apenas al 0,2% de romper todas sus marcas históricas tras avanzar el 3,4% en la semana (la mayor suba semana desde octubre). Con el 0,15% que recuperó en la última sesión, al cerrar en 17.804,8 puntos, el Promedio Industrial ganó un más acotado 3%. Si hemos de vincular el "rally" con algún evento, éste sería la decisión del miércoles de la Reserva Federal de no modificar en nada su actual política expansiva. Sin embargo a nivel de mercado, la suba estuvo claramente liderada por las empresas de la energía, que el viernes avanzaron el 3,5% (el precio del petróleo lo hizo en un 4,5% a u$s 56,52 por barril, la mayor suba diaria en dos años), acumulando el 9,7% en la semana lo que no evita que pierdan el 12,8% en los últimos tres meses. Esto sugiere que tal vez la razón de la suba tenga menos que ver con la política que con cuestiones propias al mercado. Un factor no menor que también podría justificar la suba a nivel semanal es que la última rueda fue "viernes de cuádruple embrujo", donde vencieron opciones y contratos de futuros. El cierre de contratos que esto induce, suele incrementar la volatilidad intradiaria, lo que en un marco "sobrevendido" tiende a disparar la cobertura de posiciones incrementando lo negociado durante la jornada. Con el segundo mayor volumen negociado del año (el mayor fue el 15 de octubre) es claro que el viernes y posiblemente los días previos tuvieron mucho de "cierre de posiciones abiertas", lo que explicaría parte de lo vivido en las últimas 72 horas de mercado. A esto podemos sumar un eventual juego de fin de año -cierre de trimestre- por el cual los grandes administradores de carteras intentan "vestir sus carteras". Si bien faltan unos días para entrar en el 2015, operativamente el "cierre del año" arranca a partir de mañana, martes, lo que implicaría un "achique" significativo del mercado dificultando la realización de las grandes órdenes.

Dejá tu comentario