Europa confirma el nuevo rescate griego y desactiva default

Edición Impresa

Bruselas y Atenas - La Unión Europea informó ayer que Grecia se encuentra en condiciones de recibir en breve 12.000 millones de euros correspondientes a un tramo del programa de ayuda financiera, luego de la aprobación parlamentaria de un plan de ajuste resistido por la población.

De esta manera respondieron rápidamente al primer ministro griego, Yorgos Papandréu, que ayer dijo «espero que en los próximos días la Unión Europea y el FMI se reúnan para concluir con el procedimiento necesario», en una carta enviada al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Papandréu señala en la misiva que Grecia «cumplió con las obligaciones que se habían planteado como una condición para el reembolso del quinto tramo y para la aprobación de un nuevo programa de rescate adicional». El 3 de julio, Grecia espera que se le entregue el quinto tramo, de 12.000 millones de euros, del rescate otorgado hace un año por la UE y el FMI. Todo ello se dio luego que ayer el Parlamento griego votó a favor de la ley que permite aplicar de forma inmediata el plan de ajuste del Gobierno.

Por su parte, los bancos alemanes también aceptan participar con 3.200 millones de euros en el nuevo plan de salvataje para Grecia, que deberá concentrarse en los próximos días, informaron fuentes de la organización en Bruselas.

El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeu-ble, previó que la contribución de la banca griega será alrededor de 3.200 millones de dólares, frente a una exposición total de títulos del Estado griego en su portafolio, de 10.000 millones de euros (el 55% vence más allá de 2020). Además, el Gobierno alemán y la banca alemana acordaron participar «voluntariamente» para sostener los institutos de crédito y para la reestructuración del débito griego hasta 2014.

La situación griega será analizada nuevamente por los ministros de Finanzas del Eurogrupo el domingo, informaron los voceros de la UE. Esta reunión ya estaba prevista desde hace dos semanas, a la espera de que el Congreso griego aprobara el plan de ajuste.

El primer ministro griego también expresó la disponibilidad de su Gobierno «para acciones inmediatas que aceleren la absorción de recursos de los fondos comunitarios».

Desde Bruselas le contestaron que «se cumplen las condiciones para tomar una decisión sobre el desembolso del próximo tramo de asistencia financiera para Grecia», dijeron Barroso, y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

El sí parlamentario también permite que la UE y el FMI aceleren la preparación de un segundo rescate para el país, que se reveló necesario tras constatar que Grecia no estará en condiciones de volver a financiarse en los mercados el año que viene, como estaba inicialmente previsto con el rescate de 110.000 millones de euros que le fueron concedidos en mayo de 2010. El segundo rescate podría ascender a una cifra similar a la del primero, según el primer ministro griego e incluirá una aportación «voluntaria» de los bancos, fondos de pensiones y aseguradoras privados que sean acreedores del Tesoro heleno.

Agencias ANSA, EFE y Reuters

Dejá tu comentario