Festejo por partida doble

Edición Impresa

En la noche de Lanús hubo festejos, porque el local le ganó a Atlético Rafaela y abandonó la última posición de la tabla de posiciones. Sin embargo, también la victoria se palpitó y se gozó en Boedo y en el bajo Flores, porque con la derrota del equipo rafaelino, San Lorenzo quedó muy cerca de salir de la Promoción.

Pero más allá de la matemática, hubo un partido en el que el primer cuarto de hora resultó parejo, pero cuando Matías Fritzler y Diego González comenzaron a amigarse con el balón, a hacerlo circular y a darle el destino correcto, Lanús se fue adueñando del trámite ante un rival que sólo se limitaba a defender.

El local creó las mejores y las mayores situaciones para abrir el marcador; primero fue con un remate del «Pulpito» González que encontró la buena respuesta de Sara y, 4 minutos después, con un tiro libre de Regueiro.

La insistencia de Lanús en el ataque tuvo sus frutos cuando Serrano bajó dentro del área a Camoranesi y el uruguayo Regueiro cambió el penal en gol.

Hasta el final del primer tiempo, el local pudo ampliar la ventaja en dos oportunidades a través de los pies de Pavone.

Rafela fue de mayor a menor y por intermedio de Carrera, su mejor jugador, exigió a Marchesín.

En el complemento, el visitante salió con otra predisposición, se adelantó en el campo y estuvo cerca de lograr la igualdad con un remate de Carrera y un cabezazo de Zbrun. Sin embargo, cada vez que el conjunto de Schurrer se decidió a atacar dio la sensación de que podía estirar la ventaja.

Con el paso de los minutos, Lanús se adueñó nuevamente del campo y de la pelota, pero si no pudo ganar por mayor ventaja fue por su falta de precisión y puntería en los metros finales.

Dejá tu comentario