Giro: Insfrán clavó elección el 16-J y ahoga a Cambiemos

Edición Impresa

Gobernador provincializa votación, frente a oposición aún sin candidato de consenso. "Es una señal del desorden nacional en el PJ", leen en la Rosada. Adelanto lo despega de potencial candidatura de Cristina.

Los rumores que circulaban con insistencia en las últimas horas tuvieron ayer un punto final: el peronista Gildo Insfrán pegó el volantazo y oficializó el desdoblamiento de las elecciones provinciales de Formosa al 16 de junio, bien lejos de la compulsa presidencial del 27 de octubre, y bajo una lógica de conveniencia local, aunque con impacto nacional.

De esta forma, el calendario de comicios provinciales anticipados suma un nuevo actor, por lo que el score quedó en 17 distritos con elecciones adelantadas (incluido Chaco, sin fecha aún) y 5 que votan en simultáneo con la nacional (Buenos Aires, CABA, Salta, Catamarca y Santa Cruz).

Insfrán -quien gobierna desde 1995, reelección indefinida mediante- buscará así su séptimo mandato consecutivo (no lo oficializó aún, pero la incógnita es sólo quién será su vice) el mismo domingo en el que la justicialista Rosana Bertone batallará otro período en Tierra del Fuego, y en el que se dirimirán las generales en San Luis y en Santa Fe.

Con esta estrategia, el gobernador apuesta a provincializar la elección (hasta el momento ganaron este año todos los oficialismos en las urnas), a cosechar rápidamente a su favor el malestar que genera un escenario nacional crítico en lo económico y financiero que Mauricio Macri aún no logra domar, y a complicar los tiempos del armado de la oposición, que recibió la oficialización de la fecha como un baldazo de agua fría.

Pero además la fecha despega la compulsa de una aún no resuelta candidatura presidencial de Cristina de Kirchner, quien cosecha altos niveles de adhesión en la provincia, lo que desató todo tipo de especulaciones.

“A Insfrán no le conviene desdoblar y quedarse sin ese arrastre; si lo hace, es porque teme que la expresidenta no se presente, o porque tiene la información de que no será candidata, lo que lo dejaría vulnerable”, leyeron en círculos locales. Las suspicacias apuntaron además al hecho de que, al anticipar elecciones, quedará bajo la órbita de la justicia electoral provincial.

En sintonía, desde despachos nacionales dispararon ante Ámbito Financiero que “es una señal muy contundente de la incertidumbre y el desorden que hay en el peronismo y en el kirchnerismo, si adelanta cuando tenía garantizado el triunfo en octubre”.

De todas formas, en lo concreto Insfrán se blinda en los hechos frente a una potencial performance negativa de Cristina, con la que sintoniza (la cosecha K en los comicios locales fue hasta ahora magra, salvo la incógnita tras la PASO de Chubut con la unción de Carlos Linares), y suma un potencial triunfo anticipado para reportar a la expresidenta. Y como bonus, lo deja libre para eventualmente alguna ingeniería nacional, en su condición de presidente del congreso nacional del PJ.

En la arena de la oposición, en las últimas semanas avanzaban las conversaciones para definir la pelea por la gobernación entre el precandidato del radicalismo, el diputado nacional Martín Hernández, y el legislador provincial de extracción peronista Adrián Bogado, hijo del fallecido vicegobernador de Insfrán, Floro Bogado, y quien tras sus duras críticas a la gestión gildista entró en el radar del PRO.

Ahora, los tiempos se aceleraron y contrarreloj deberán poner sobre la mesa ambas aspiraciones y definir si habrá fórmula de consenso, con el riesgo claro de dividir el voto opositor si presentan candidaturas por separado, con la consiguiente potenciación de las chances del oficialismo.

La pretensión inicial desde filas radicales apuntaba a alentar una interna. Pero descartada ya esa opción alguno deberá ceder si pretenden arribar a un entendimiento (deben presentar listas el 11/5), y desde la UCR harán valer el peso del centenario partido ante un dirigente que -enfatizan- “nunca se presentó en una elección”,

“Este es un año electoral y estamos preparados para cualquier circunstancia”, había advertido ayer por la mañana el presidente previsional de la Cámara de Diputados y apoderado del PJ, Armando Cabrera, a quien se menciona como potencial compañero de fórmula de Insfrán. Poco después se conoció el decreto gubernamental que ancló la votación en el 16 de junio, tras una reunión del mandatario con intendentes. Ese día también se definirán 15 diputados provinciales y 8 suplentes.

El historial formoseño reciente marca que los comicios a gobernador de 2015 (año de unción de Macri), 2011 y 2007 (en los que se impuso Cristina de Kirchner) fueron en simultáneo con la contienda presidencial. “Nosotros creemos que el modelo formoseño será plebiscitado ampliamente, porque es innegable que la provincia ha sufrido un proceso de transformación y está mejor que nunca en todo sentido: en cuanto a infraestructura, prestaciones, la calidad de vida, se bajaron los índices de pobreza, mortalidad materno-infantil, mayor acceso a salud y educación de calidad”, enfatizó Cabrera.

Dejá tu comentario