Foto con Massa tensa interna PJ en Catamarca

Edición Impresa

Catamarca - La mandataria kirchnerista Lucía Corpacci salió a defender ayer su polémica foto de la noche del viernes en la capital catamarqueña con el líder del Frente Renovador y candidato presidencial opositor Sergio Massa.

"Es un gesto de madurez política", argumentó, frente a la tensión desatada por su decisión de compartir con Massa el acto de inauguración de la remodelación de la plaza central, junto al vice Dalmacio Mera y al intendente local, el massista Raúl Jalil.

La instantánea -que incluyó discursos de los tres protagonistas- tensó la relación del kirchnerismo con la mandataria, alineada hasta el momento con la Casa Rosada.

De hecho, previamente -y presuroso- había desembarcado en la provincia el también presidenciable ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, para anunciar la construcción de un centro multimodal de transporte de cargas en El Recreo, aunque con datos sobre el acercamiento que planeaba mostrar la gobernadora con el líder renovador.

Corpacci se mostró primero con Randazzo, pero luego fue al acto con Massa, quien no ahorró críticas a Cristina de Kirchner.

El gesto de Corpacci se enmarca, en rigor, en sus intentos de unificar al fragmentado peronismo provincial para evitar que el radicalismo -que lidera el Frente Cívico y Social- pueda recuperar el poder en los comicios de 2015.

La pretensión apunta a hilvanar un acuerdo en pos de definir la candidatura a gobernador en las PASO (no sancionadas aún) entre el FpV, el massismo y la línea de Mera. El cuarto actor es el sector que lidera Luis Barrionuevo.

Corpacci quiere pelear su reelección, pero comparte la aspiración con Jalil y con Mera, en medio de una candidatura presidencial de Massa que pesa fuerte en la provincia.

Por lo pronto, y tras las especulaciones, Corpacci dijo ayer que "estos pequeños gestos hacen que las miradas se coloquen en la provincia".

Dejá tu comentario