Fracasó cumbre para subir fondo europeo

Edición Impresa

Bruselas - Los 17 ministros de Economía y Finanzas de la eurozona no tenían previsto acelerar en su reunión de anoche el aumento del Fondo de Rescate Europeo ni tampoco activar el desembolso del sexto tramo a Atenas, por 8.000 millones de euros, confirmaron ayer fuentes diplomáticas. Tanto el primer ministro luxemburgués y presidente del eurogrupo, Jean-Claude Juncker, como la ministra española de Economía, Elena Salgado, o la titular austríaca de Finanzas, Maria Fekter, entre otros, descartaron acuerdos sustanciales anoche.

Sin embargo, entre los objetivos del eurogrupo de ayer, y del Consejo de Economía de los 27 (Ecofin) de hoy, figura diseñar la arquitectura jurídica para aumentar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (hoy de 440.000 millones de euros) en caso de que otros socios como España o Italia pudieran necesitarlo. Pero el Fondo sigue empantanado y luego de que Brasil y China se mostraran remisos a aportar dinero, los ministros de Finanzas del eurogrupo fracasaron en su intento de elevarlo a 1 billón de euros como habían acordado.

Se especula con la posibilidad de que se llame a una inesperada reunión del eurogrupo para el 17 de noviembre, con el objetivo de resolver la ampliación del llamado fondo salva Estados. «Debemos acelerar los trabajos para reforzar la capacidad de intervención del Fondo», afirmó el comisario de Economía, Olli Rehn, en el entreacto de una reunión en Bruselas. Pero desde Londres, el primer ministro británico, David Cameron, insistió ayer con que el Reino Unido no contribuirá al Fondo, aunque defendió sí un mayor aporte al FMI, lo mismo que Brasil.

Según un documento preparado para el eurogrupo (fechado el 7 de noviembre y titulado «Términos de referencia para consultas con participantes del mercado, maximizando la capacidad del Fondo») se espera que el aumento del Fondo esté para fin de noviembre para utilizarlo en diciembre. El documento dice que en las próximas semanas habrá una ronda de consultas para resolver los temas técnicos restantes relacionados con el apalancamiento del fondo. «En su próxima reunión, el eurogrupo se pronunciará entonces sobre los términos y las condiciones de los dos enfoques propuestos.

La primera opción es que el Fondo garantice parte de la emisión de bonos de un miembro soberano, incrementando la demanda en la subasta primaria y bajando los costos de endeudamiento.

La segunda opción sería establecer uno o más Fondos de Co-Inversiones (CIF por su sigla en inglés), que atraerían financiamiento público y privado para impulsar el capital inicial del Fondo. Los CIF comprarían bonos en el mercado primario o secundario. Las compras de bonos en subastas primarias podrían darles a los Gobiernos dinero para la recapitalización de los bancos, asegura el documento.

Los CIF normalmente mantendrían los bonos de los atribulados emisores soberanos hasta el vencimiento, pero podrían venderlos antes si sus precios en los mercados retornan a niveles más normales.

Agencias EFE, Reuters y DPA

Dejá tu comentario