Fusiones aplacan pérdidas

Edición Impresa

Las tribulaciones europeas siguen pesando sobre el estado de ánimo del mercado. En una jornada que presentó motivos para entusiasmarse, fue otra vez Europa la que generó pesimismo en Wall Street. El Dow perdió el 0,07%, hasta los 13.973,39 puntos. El oro también cayó a mínimos de seis semanas (0,5%) ante renovadas preocupaciones por Europa, que afectaron el atractivo del lingote como cobertura contra la inflación, y luego de que la industria reportó renovados temores sobre su demanda.

La zona euro vio profundizarse su recesión en el cuarto trimestre de 2012, con un PBI que se contrajo el 0,6%. En Alemania, motor del Viejo Continente, el PBI se contrajo un 0,6% y en Francia el 0,3%, sobre igual período del año anterior. Japón tampoco ayudó al contraerse por tercer trimestre consecutivo. Los padecimientos de la zona euro disimularon un dato macroeconómico mejor de lo previsto en EE.UU. y clave para el Gobierno federal como fue el descenso de las solicitudes de subsidio por desempleo hasta casi alcanzar su nivel más bajo en cinco años. El mercado laboral estadounidense empieza a mostrar señales de fortaleza.

La baja de los indicadores también se vio limitada por el impacto positivo del anuncio de varias operaciones de fusión. Entre las más importantes del día, figura la compra del fabricante de ketchup Heinz por la firma del multimillonario norteamericano Warren Buffett y el fondo de inversiones 3G Capital por u$s 28.000 millones. Además, finalmente hubo una confirmación oficial de la tan esperada fusión de las aerolíneas American Airlines y US Airways.

Este tipo de informaciones aporta muchas veces un shock de adrenalina a los inversores, porque ven en ellas una señal de que las empresas estadounidenses consideran que los valores de mercado son atractivos y que los fundamentos económicos mejoran.

Dejá tu comentario