Giro: Weretilneck se acerca a intendentes radicales de R. Negro

Edición Impresa

Río Negro (de nuestra agencia) - El gobernador Alberto Weretilneck se reunirá el próximo 14 de mayo con todos los intendentes que asumieron el pasado 10 de diciembre y que se reportan políticamente a la Concertación UCR-PJ que encabezó el exgobernador radical K Miguel Saiz. El anuncio lo formuló el mismo mandatario ayer a la mañana después de reunirse con el jefe comunal de Valcheta, Yamil Direne, y es el primer acto del flamante Gobierno rionegrino de acercamiento a la principal fuerza opositora en la provincia. Wereltinek pertenece al Frente Grande y sucedió involuntariamente al exgobernador Carlos Soria, del PJ, quien fue asesinado en la noche del 1 de enero de este año tras mantener una fuerte discusión con su esposa, Susana Freydoz.

Hasta el momento, tanto Soria en su brevísima gestión, como Wereltinek habían hostigado permanentemente al radicalismo saísta, que atraviesa por una fuerte convulsión interna después de la derrota electoral que le hizo perder el Gobierno de Río Negro que la UCR ocupaba desde 1983 con el retorno a la democracia.

Cita

Weretilneck confirmó que mantendrá un encuentro de trabajo con los intendentes de las localidades de Comallo, Raúl Hermosilla; de Darwin, Víctor Hugo Mansilla; de Ingeniero Huergo, Miguel Ángel Martínez; de Los Menucos, Mabel Yahuar; de Maquinchao, Marcos Pérez; de Ñorquinco, José Selemman Mussa; de Viedma, José Luis Foulkes; y de Valcheta, Yamil Direne.

En tanto, desde la Casa de Gobierno se informó que el Ministerio de Economía realizará esta semana la transferencia de casi 30 millones de pesos a los municipios. En este marco, el próximo jueves se depositarán más de cinco millones de pesos a favor de los 39 municipios de la provincia, correspondientes al Fondo Federal Sojero de marzo, mientras que el viernes se transferirán 24.800.000 pesos a la totalidad de las comunas, en concepto de coparticipación.

Wereltinek mantuvo una aceitada relación con el radicalismo provincial casi hasta los umbrales de su integración en la fórmula con Soria. Por eso, apenas producida la muerte del exmandatario, un sector importante del peronismo se rehusaba a mantenerlo en el cargo y que ocupara el principal asiento de la gobernación. Sólo la intervención de la presidente Cristina de Kirchner y del senador Miguel Pichetto, jefe del bloque de senadores nacionales del PJ, posibilitaron que no se rompiera la continuidad institucional en la provincia y se llamara a nuevas elecciones.

Dejá tu comentario