6 de junio 2013 - 00:00

“Hacemos un Kafka de hoy y no una obra de mausoleo”

Brontis Jodorowsky, hijo del legendario Alejandro Jodorowsky, dice que hoy compite con su padre en Twitter. “Él ya va por los 800.000 seguidores y yo sólo alcanzo 58.000. Bueno, Britney Spears tiene 4 millones”.
Brontis Jodorowsky, hijo del legendario Alejandro Jodorowsky, dice que hoy compite con su padre en Twitter. “Él ya va por los 800.000 seguidores y yo sólo alcanzo 58.000. Bueno, Britney Spears tiene 4 millones”.
La historia familiar del actor Brontis Jodorowsky (México, 1962) tiene visos de leyenda y está dominada por su famoso padre Alejandro Jodorowsky (Chile, 1929), quien además de haberse destacado como performer, director de cine y teatro, pintor, músico, mimo, escritor, historietista, instructor de tarot y psicomago, últimamente compite con su hijo en Twitter. Tras varios años de vida nómade, la familia Jodorowsky se estableció en Francia y, hasta la fecha, ambos han trabajado juntos en siete películas y tres obras teatrales. La última de ellas, "El gorila" --basada en el cuento de Franz Kafka "Informe para una Academia"-- se exhibirá en el Teatro Sarmiento (Avenida Sarmiento 2715) desde hoy hasta el 30 de junio.

La adaptación, dirección, música y escenografía pertenecen a Jodorowsky padre. El hijo, además de intérprete, es coautor del espectáculo y charlará con el público, el 16 de junio después de la función. Dialogamos con él:

Periodista: ¿"El gorila" es una interpretación libre del texto de Kafka?

Brontis Jodorowsky
: Nuestra obra es un 45 % Kafka y 55 % adaptación. Lleva el relato a otro lugar y lo moderniza un poco, no estamos en el mausoleo de Kafka. Su visión del mundo es oscura, decadente y muy crítica de la sociedad, aunque a veces haya cierto humor e ironía. Para nosotros, esta es la historia de un ser que para sobrevivir tiene que convertirse en algo diferente de lo que él es. Todos, en cierto modo, tenemos que hacer ese proceso en la vida: adaptarnos a la sociedad, a la educación de nuestros padres, a los prejuicios y a los preceptos religiosos, para ser aceptados o tolerados. La obra es una metáfora de esto.

P.: Este gorila en cautiverio desarrolla su mente para no ser exhibido en un Zoo.

B.J.:
Y después se vuelve un numerito de music hall que apenas se tolera. Le dan un diploma porque ya sabe hablar y nada más. Pero eso es Kafka. Mi padre leyó esta historia de muy joven y se angustió porque en ella no hay salida, por eso la adaptó. Este monólogo muestra el despertar de una mente que empieza a tener conciencia de que la felicidad consiste en ser lo que uno es y no lo que nos obligan a ser.

P.: ¿Qué hizo en el Théâtre du Soleil?

B.J.:
Pasé siete años allí trabajando mucho con el cuerpo. Aprendí máscara, Comedia del arte, bailes de la India. Fue un entrenamiento muy intenso. El gorila le debe mucho a mi experiencia en el Théâtre du Soleil junto a Ariane Mnouchkine. También trabajé con Jorge Lavelli, que para mí es un mix entre mi padre y la Mnouchkine..

P.: Usted es un poeta del Twitter.

B.J.:
Decir que soy poeta sería muy pretencioso de mi parte. La poesía es una actividad que uno debería practicar de manera íntima como una gimnasia, porque la poesía cuida el alma. Yo escribo desde niño, pero nunca había mostrado mis textos hasta que empecé a publicar en Twitter. Me di cuenta de que así como un boxeador necesita de un sparring partner, yo necesitaba que alguien me leyera y no quería joder a mi familia y amigos con mis escritos. Siempre me fascinaron los aforismos y todas las reflexiones que escribo en Twitter derivan de mis experiencias. Uno lleva en su mente muchos pensamientos que asume como verdades hasta que un día descubre que no son propios sino heredados.

P.: Es un logro no haber sido fagocitado por un padre tan célebre y creativo.

B.J.:
Y siempre está en actividad. Cuando vio mis aforismos en la web, preguntó: "¿Y esto qué es? Yo también quiero hacerlo" y empezó a subir sus frases. Yo ahora tengo 58 mil seguidores y él 800 mil; pero nos divierte, y cada vez que se nos suben los humos, decimos: "Bueno, Britney Spears tiene 4 millones".

Entrevista de Patricia Espinosa

Dejá tu comentario