12 de agosto 2016 - 00:00

Impecable retrato de María Moliner, una mujer extraordinaria

La pieza describe con apreciable claridad la vida y la obra de la bibliotecaria que osó cuestionar a la Real Academia Española al escribir el diccionario más completo y prestigioso de nuestra lengua.

Marta Lubos. Hace propias las virtudes de su personaje, y Daniel Miglioranza es el médico que termina admirando a su paciente.
Marta Lubos. Hace propias las virtudes de su personaje, y Daniel Miglioranza es el médico que termina admirando a su paciente.
Admirada por novelistas, literatos y demás "letraheridos", la bibliotecaria María Moliner (1900-1981) llevó a cabo la proeza de cuestionar a la inflexible Real Academia Española al escribir, ella sola y en su casa, el diccionario "más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana", según palabras de Gabriel García Márquez.

Pensó que le llevaría "dos añitos" actualizar ciertas palabras e incorporar otras que iba descubriendo al leer los periódicos. Pero la tarea le insumió quince años (y habrían sido más si la editorial no la hubiese obligado a publicar el primer tomo de su "Diccionario de uso del español" en 1966).

Con una tenacidad a prueba de obstáculos -y tuvo muchos en su vida- Moliner se abocó a su proyecto sin abandonar su actividad laboral y sin descuidar a su marido ni a sus cuatro hijos. Ella misma se definía como una "señora recoleta" que no había hecho más que "coser calcetines" toda su vida. Quizás le diera pudor, en aquellos años tan restrictivos para las mujeres, mencionar sus estudios universitarios o su férrea lucha contra el analfabetismo (que la llevó a crear, durante la República española, un sistema pionero de bibliotecas rurales).

"El diccionario", ópera prima del dramaturgo, arquitecto y escenógrafo español Manuel Calzada Pérez, describe con apreciable claridad la vida y la obra de esta mujer fuera de serie, aunque, por momentos, el abundante acopio de datos biográficos tiende a desdibujar el eje dramático de la pieza. Ésta se inicia con un prometedor contrapunto entre Moliner y su neurólogo que luego se va diluyendo en escenas más bien ilustrativas. No obstante, la calidad humana de su protagonista y la magnífica interpretación de Marta Lubos hacen que valga la pena acercarse a esta obra. Guiada por la mano experta de Oscar Barney Finn, la actriz hace propias las virtudes de su personaje: ternura, humildad, firmeza e inspiración.

Roberto Mosca compone a un marido tierno, compañero y cómicamente celoso de los logros de su mujer, y Daniel Miglioranza a un médico ávido de prestigio y también algo misógino que termina admirando a esta paciente extraordinaria. A esta heroína casi anónima sólo la pudo detener una traicionera esclerosis cerebral que le arrebató, en los últimos cinco años de su vida, el lenguaje que tanto amaba.

La obra cierra con un magnífico monólogo ante el cual resulta muy difícil no emocionase, sobre todo cuando la protagonista da su definición de la palabra libertad.





"El diccionario", de M. Calzada Pérez. Dir.: O. Barney Finn. Int.: M. Lubos, D. Miglioranza y R. Mosca. Esc.: E. Spíndola. Vest.: M. Zuccheri. Luces: L. Rodríguez (El Tinglado).

Dejá tu comentario