Impulsan juicios por jurados en Buenos Aires

Edición Impresa

Buenos Aires - En medio de la incomodidad social que generan algunos fallos judiciales considerados «blandos» en materia de delitos aberrantes como el abuso sexual, el bloque legislativo del Frente para la Victoria-PJ presentó ayer un proyecto de ley que impulsa la implementación en la provincia del sistema de juicios por jurados en los procesos penales.

El texto -que recibió el visto bueno del gobernador Daniel Scioli y que ingresó ayer a la Legislatura- apunta en rigor a reglamentar una iniciativa incluida en la Constitución nacional y en la bonaerense de 1994. Hasta el momento, todos los intentos de hacer realidad ese dictamen cayeron en saco roto ante la falta de consenso.

El proyecto que motorizan ambos bloques -liderados por Raúl Pérez (Diputados) y Osvaldo Goicoechea (Senado)- contempla la incorporación al Código Procesal Penal del sistema de juicios por jurados para los casos de delitos de homicidio, abuso sexual, corrupción de menores, privación ilegítima de la libertad y homicidio en ocasión de robo, entre otros. No alcanzará en cambio a imputados sujetos al fuero de la responsabilidad penal juvenil.

Los jurados populares estarán integrados por 12 miembros titulares y 6 suplentes de la provincia, y deberán reflejar los diversos sectores existentes en la comunidad.

Su tarea será la de determinar la culpabilidad o inocencia del acusado. El juicio será presidido por un magistrado del Tribunal en lo Criminal, que tendrá luego que determinar la calificación legal del delito y la pena, en el caso en que el jurado lo considere culpable.

Para un pronunciamiento de culpabilidad se requerirá el voto afirmativo de ocho de sus miembros. En caso de no alcanzarse esa mayoría, la cuestión será debatida hasta tres veces y, de mantenerse la situación, se absolverá al acusado.

Para ser jurado será necesario ser argentino nativo o naturalizado con no menos de 5 años de ciudadanía, tener entre 18 y 65 años, estar domiciliado en el departamento judicial del tribunal competente, haber completado los estudios primarios y no tener condena por el delito de falso testimonio. No podrán ser miembros del jurado quienes se desempeñen en cargos públicos ejecutivos y legislativos, integrantes de las fuerzas de seguridad, abogados, escribanos y procuradores.

La lista de personas que integrarán el jurado será determinada por sorteo público entre los miembros del padrón electoral correspondiente.

Con esta iniciativa (que ya se aplica en Córdoba y Chubut, y que avanza en Neuquén), el oficialismo legislativo se sumerge en pleno año electoral en uno de los flagelos que más inquietan a la ciudadanía bonaerense y que se traducen en votos a la hora del llamado de las urnas.

Esa delicada postal incluye cuestionamientos a la actuación de la Justicia. «Hay una fuerte demanda de la sociedad respecto de los casos de abusos

y violaciones, a partir de alfallos de la Justicia con criterios blandos, que incluyeron rebajas de penas en casos que después tuvieron amplia resonancia pública», explicó una fuente legislativa.

A priori la pretensión del FpV-PJ no es intentar aprobar el proyecto antes de las elecciones del próximo 23 de octubre, porque apostarán a que la iniciativa coseche un «amplio consenso».

El modelo bonaerense tiene similitudes con el sistema americano de juicios por jurados, y entraña algunas diferencias con el que se aplica ya en Córdoba. Por caso, en tierra mediterránea además son juzgados los denominados «delitos de guante blanco», mientras que -resaltan voces legislativas bonaerenses- es obligatorio que la mitad del jurado sea conformado por abogados.

«Preparamos reinstalar en la agenda de debate de la Legislatura para los próximos meses el juicio por jurados», aseguró ayer Raúl Pérez, además de destacar que se trata, «técnicamente, de la posibilidad de que algunos delitos sean juzgados por los propios vecinos, por los propios ciudadanos».

Según Pérez, «el gobernador (Daniel Scioli) está al tanto, le gustó muchísimo y es sumamente respetuoso del procedimiento legislativo». El legislador remarcó que Cristina de Kirchner, «cuando era senadora nacional, presentó un proyecto de juicio por jurados que no se llegó a sancionar», y resaltó también que «en la Legislatura provincial se presentaron varios proyectos que no lograron el consenso adecuado».

«Con esta iniciativa de ambos bloques oficialistas esperamos que se tome un nuevo impulso para que definitivamente la provincia de Buenos Aires, con normas propias, pueda implementar el juicio por jurados», enfatizó.

Dejá tu comentario