Inquietud en el PJ santafesino

Edición Impresa

Santa Fe - Un grupo de dirigentes del peronismo santafesino resolvió comenzar a reorientar la interna del partido que supo gobernar esa provincia sin discusiones durante más de veinte años, de cara a las definiciones políticas que indudablemente los hará disputar una vez más el poder dentro de dos años.

A sabiendas de que el kirchnerismo es un recurso agotado allí, donde el socialismo se mantiene en el poder y el PRO se esfuerza por ser una alternativa válida, exfuncionarios nacionales y dirigentes locales llevaron sus inquietudes a un asado desplegado este fin de semana en una quinta ubicada a orillas del río Paraná.

Allí estuvieron presentes Rubén Mehaud, expresidente de la Cámara de Diputados provincial y exmano derecha del recientemente fallecido Jorge Obeid; Ricardo Luján, quien además de exfuncionario de la gestión de Néstor y de Cristina Kirchner, mantiene fuertes vínculos con el secretario de la CGT disidente, Hugo Moyano, y con el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti.

El asado también fue compartido con el exintendente de Santa Fe, Martín Balbarrey, quien estuvo en representación del exministro de Justicia del Gobierno de Néstor, Horacio Rosatti, a quien este grupo a orillas del Paraná mira como futuro candidato a gobernador en 2015.

Otros dirigentes invitados fueron el exsecretario de Obras Públicas de Santa Fe, José Kerz; Nicolás Piazza, exsecretario de Trabajo y referente histórico del PJ; y el cooperativista Orlando Barquin, además de exfuncionarios nacionales y municipales.

Puertas afuera, los dirigentes se mostraron preocupados por la situación económica, política y social de la provincia, en especial el problema del narcotráfico, la inseguridad y la presunta vinculación de estos problemas con "las más altas esferas de decisión política" local.

Sin embargo, no pudieron dejar de lado las cuestiones internas del peronismo santafesino y nacional. A varios les llamó la atención que la exvicegobernadora María Eugenia Bielsa estuviera el fin de semana en la reunión que organizó el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, a la que asistieron además otros legisladores como Carlos Kunkel y Eric Calcagno.

En ese sentido, uno de los presentes en el convite deslizó que el único modo de volver al poder en Santa Fe es conformar un "espacio político amplio", aunque no dijeron a qué fuerza incorporarían, teniendo en cuenta que el radicalismo y el socialismo continuarán con su alianza y que el PRO avanza cooptando dirigentes peronistas.

Mientras uno fustigaba los "microemprendimientos políticos que debilitan al peronismo", otro rogaba que sea "el momento de la unidad para el triunfo del justicialismo".

"El que divide es funcional al socialismo. El objetivo es la unidad y la convocatoria es a todos los sectores para sumarse a un peronismo triunfante", sostuvo otro de los comensales.

Será por eso, tal vez, que reclamaron, entre chorizo y morcilla, que exista "más de un candidato" a la Presidencia de la Nación dentro del Justicialismo. Para ellos, esa gimnasia política, que con bastante éxito practicó el Frente Amplio-UNEN en las últimas legislativas, "demostraría la dinámica del peronismo" porque en lugar de "dividir" debe ayudar para que "desde el municipio y la provincia sumemos y no vayamos colgados de una lista nacional".

Dejá tu comentario