Juez juega su suerte en audiencia con denunciante

Edición Impresa

Mañana comenzará a definirse el futuro del juez federal Daniel Rafecas al frente de la investigación de la causa Ciccone. El abogado del implicado José María Núñez Carmona, Diego Pirota, deberá presentarse en la Cámara Federal para exponer su recusación en forma oral o por escrito.

La raíz del debate son los mensajes de texto que el magistrado habría intercambiado con el abogado Ignacio Danuzzo Iturraspe, amigo personal de Núñez Carmona. Pirota pide que Rafecas sea apartado de la causa por presunta «parcialidad» luego de señalar que éste último habría intercambiado información de la investigación que tiene en el centro de la escena al vicepresidente, Amado Boudou.

Rafecas rechazó las acusaciones en su contra y sostuvo que al momento del supuesto intercambio de mensajes la investigación se encontraba en etapa preliminar y que Danuzzo Iturraspe no estaba presentado como abogado en el expediente.

Los integrantes de la Sala I, Eduardo Freiler, Eduardo Farah y Jorge Ballesteros deberán definir la situación del juez y en caso de apartarlo, la causa volverá a ser sorteada entre los magistrados del fuero.

Dejá tu comentario