Kevin Benavides y Copetti se despidieron del Dakar

Edición Impresa

Los argentinos Kevin Benavides, en motos, y Pablo Copetti, en cuatriciclos, se vieron obligados a abandonar por sendas fallas mecánicas mientras transcurría la 10ma. etapa del Rally Dakar, que se desarrolla en territorio de Arabia Saudita.

De este modo, las ilusiones de los pilotos argentinos de ingresar en zona de podio en sus respectivas categorías se escaparon en los primeros tramos de la Etapa 10, que comprende el itinerario entre Wadi Ad Dawasir y Bisha.

El primer infortunio le correspondió al salteño Benavides, cuando en el kilómetro 133, sufrió la explosión del motor de su máquina KTM.

“Es muy triste. Venía muy bien, hoy era un buen día para defender el número 1, pero el motor explotó. Muchas gracias a todos los que siempre han estado ahí y tendremos que volver”, comentó Benavides a la TV oficial, mientras aguardaba el helicóptero que lo llevase al vivac.

Luego, más relajado, en conferencia de prensa informal con medios argentinos, el ganador de la edición 2021 se lamentaba por lo sucedido.

“Salí enfocado como en las demás etapas, pero la moto dijo basta. No me hizo ninguna alerta de nada y, de pronto, se paró el motor”, reveló el piloto, de 33 años.

Benavides comparó lo vivido durante la jornada a lo que le ocurrió hace dos años, cuando una falla en su motor Honda le privó ubicarse en lugares de podio.

“Ocurrió exactamente lo mismo. La manera en qué se paró el motor fue idéntica”, explicó el salteño.

Benavides manifestó haber “llorado por la impotencia que significa abandonar una prueba así, pero en este tipo de competencias, se gana y se pierde. Tenía ilusiones de pelear hasta el final. Por lo menos hacer un podio para mí era muy importante”, consideró.

El motociclista salteño analizó que “excepto lo que me pasó hoy (por ayer), la carrera había sido muy tranquila, sin nada que lamentar. Fue muy rápida además”, puntualizó.

Unos kilómetros más adelante del percance que involucró a Benavides, una situación idéntica padeció el cordobés Copetti (nacionalizado estadounidense), que venía segundo en la clasificación general, detrás del francés Alexandre Giroud. Copetti, quien se había impuesto en la novena etapa y había recortado cinco minutos la diferencia que le llevaba el líder para situarse a poco más de 24m., sintió el ruido a roto del motor de la unidad Yamaha. Al momento del abandono, el nacionalizado norteamericano, de 46 años, marchaba segundo en la etapa, detrás de Giroud, a 25 segundos.

La décima etapa fue ganada por el brasileño Marcelo Medeiros, mientras que Giroud conserva el liderazgo, con ventaja de 2h. 36m. sobre el polaco Kamil Wisniewski, flamante escolta.

En tanto, en automóviles, el mendocino Orlando Terranova (Bahrain Raid Xtreme) finalizó tercero en la décima etapa y continúa conservando el cuarto puesto en la clasificación general.

El piloto cuyano, cuyas mejores actuaciones se dieron en las ediciones 2013 y 2014 con sendas quintas colocaciones, terminó el tramo a 3m. 59s. del francés Stephane Peterhansel (Audi Sport), quien logró su 49no. triunfo en parciales y quedó a un solo del record que todavía impone el finlandés Ari Vatanen.

En la clasificación general, el qatarí Nasser Al Attiyah (Toyota Gazoo) continúa mandando con un tiempo acumulado de 33h. 13m. 37s., con ventaja (32m. 40s.) sobre el francés Sebastián Loeb (Bahrain Raid Xtreme) que está segundo.

El mendocino Terranova está cuarto, a 1h. 29m. 18s., mientras que su comprovinciano Sebastián Halpern (XRaid Mini) figura en la octava posición, a 2h. 13m. 21s.

Dejá tu comentario