La Fed recompra bonos por u$s 300.000 millones

Edición Impresa

La Reserva Federal norteamericana puso en marcha una nueva estrategia para combatir la recesión y aceitar el mercado crediticio en los Estados Unidos. El plan, que involucra recursos por nada menos que 1,2 billón de dólares, incluye la compra de u$s 300.000 millones en bonos del Tesoro y también la de activos respaldados por hipotecas.
El anuncio provocó el mayor rally de los bonos del Tesoro de largo plazo de las últimas décadas. El último impacto de estas características que habían tenido los T-Bonds fue en 1962.
El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC), que se reunió ayer, decidió dejar las tasas de corto plazo sin cambios, es decir en el rango del 0% al 0,25%. En cambio, dispuso un amplio programa para inyectar dinero en la economía y, sobre todo, aliviar las necesidades de fondos por parte de bancos y empresas. Según se comprometió, la Fed saldrá a recomprar todo tipo de activos, desde deuda corporativa e hipotecas, hasta créditos al consumo y bonos estatales.
De esta forma, la Fed implementará la «relajación monetaria» como su principal política financiera. La fórmula es ahora mantener las tasas en niveles mínimos (y permanecerán así durante todo 2009 con seguridad) y al mismo tiempo inyectar fondos de manera masiva.
«Querían darle un shock al mercado y lo consiguieron»
, explicaron desde Barclays Capital en Nueva York. «Si la Fed tiene éxito también en bajar las tasas de las hipotecas de largo plazo, ello incrementaría la demanda de inmuebles y daría vuelta a un mercado deprimido».
La decisión de la entidad que preside Ben Bernanke generó movimientos inmediatos:
Las tasas de los bonos del Tesoro a diez años se desplomaron ante el aumento de los precios de estos títulos. El rendimiento implícito pasó del 3,01% a apenas el 2,48%, la mayor caída desde 1962.
Semejante inyección de dólares que planea la Fed afectó la cotización de la moneda norteamericana. El euro tuvo una fuerte apreciación, al pasar de 1,305 a 1,34 dólar.
Wall Street mantuvo su racha alcista. La primera jornada operó en negativo, pero al conocerse la decisión de la Fed revirtió y pasó a estar casi un 1,5% positivo, manteniendo la suba hasta el cierre. En el informe divulgado tras el encuentro de mercado abierto, la Fed enfatizó que «la información recibida desde el último encuentro en enero indica que la economía continuó contrayéndose». Agrega que el comité «anticipó que las acciones tendientes a estabilizar al mercado financiero y sus instituciones, junto con el estímulo fiscal y monetaria, contribuirán a una gradual recuperación del crecimiento económico».
La Reserva Federal comenzó con el recorte de tasas en setiembre de 2007, cuando se ubicaba en un 5,25%, hasta llevarla al 0%. Ahora, la preocupación es cómo lograr que la inyección de fondos del Gobierno llegue hasta la economía real a través del canal financiero.
Se espera que el secretario del Tesoro, Tim Geithner, revele detalles en los próximos días del plan para remover los activos hipotecarios (considerados «tóxicos») del balance de los bancos. También tendría mayor rol la Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC), la institución encargada de garantizar los depósitos de los bancos norteamericanos.

Dejá tu comentario