La ganancia operativa de Molinos cayó 78% en el primer trimestre

Edición Impresa

La empresa alimenticia vio fuertemente reducido su beneficio, pese a que los volúmenes vendidos en el período aumentaron un 7%. Lo atribuyó a un incremento de los costos locales e internacionales.

Molinos Río de la Plata presentó ante la Comisión Nacional de Valores los resultados del primer trimestre de 2022. La empresa destacó que finalizó el período con una caída de 78% en sus resultados operativos, a pesar de haber incrementado el volumen comercializado un 7%.

De todos modos, del informe elevado a la CNV surge que el resultado neto integral cerró con una ganancia de $1.992 millones, cifra que se ubicó un 8,8% por encima de los $1.830 millones del primer trimestre de 2021.

Pero en términos operativos, el beneficio fue de $602,7 millones, comparados contra los $2.768 millones del mismo lapso del año pasado, valor que representa una caída de 77,9%.

Los ingresos netos de Molinos en el primer trimestre fueron de $17.652 millones y estuvieron en línea con el mismo período del año anterior ($17.443 millones). Así, “la fuerte caída de los resultados operativos se focalizan en la imposibilidad de recuperar en los precios de venta los fuertes aumentos de costos”, explicó la empresa.

En este punto detalló que el impacto “se asocia a la persistente suba de los commodities a nivel internacional como así también de los costos locales, en especial insumos, envases y fletes, que continúan aumentando alineados con el sostenido proceso inflacionario”.

En particular, Molinos apuntó tanto el precio del trigo como el del girasol, dos de los principales insumos de la compañía, que se vieron especialmente afectados por el conflicto derivado de la invasión de Rusia a Ucrania, situación que impulsó de manera significativa sus precios al alza.

Respecto de cómo logró compensar los mayores costos operativos y cerrar el trimestre con un 8,8% de suba en los resultados netos, la empresa detalló que “sin embargo, el mencionado deterioro a nivel de resultados operativos se vio compensado gracias a haber logrado una reducción en el costo financiero, a la menor devaluación de la moneda local y a un efecto positivo transitorio y de carácter meramente contable que impactan en los resultados después de impuestos y llevan el resultado neto del trimestre a los $1.993 millones”.

Contexto

Las empresas del sector alimenticio vienen registrando periódicamente un deterioro de sus resultados operativos, frente al contexto inflacionario y las restricciones para trasladar a precios los mayores costos.

La semana pasada, la empresa láctea Mastellone Hermanos informó que al cierre del primer trimestre de 2022 tuvo una pérdida operativa de $1.024 millones.

“Estos resultados reflejan una nueva caída de sus márgenes operativos, producto de no poder trasladar los permanentes incrementos de sus costos a los precios de venta”, destacó la empresa dueña de La Serenísima en un comunicado.

Dejá tu comentario