La importación de sembradoras triplica a la exportación

Edición Impresa

Durante los primeros ocho meses del año se trajeron del exterior 113 equipos por u$s12,90 M, las ventas al mercado internacional fueron por u$s3,90M.

El crecimiento en las ventas de maquinaria agrícola es un claro indicador de la recuperación de la inversión en el sector agropecuario. según las estadísticas del INDEC en el primer semestre del año la comercialización de maquinaria e implementos creció 91,4% y alcanzó una facturación de poco más de u$s14.015 millones.

En este contexto un dato a tener en cuenta es que mientras el mercado interno apalanca las ventas, la importación de equipos también viene en franco crecimiento mientras que las exportaciones todavía no consiguen despegar.

Un informe de RIA Consultores da cuenta que durante los primeros ocho meses ocho los primeros meses del año se importaron 113 sembradoras por un total de 12,90 millones de dólares, contra una exportación de 60 unidades por 3,90 millones de dólares.

Así es que en este tipo de equipos las importaciones en volumen triplican a las exportaciones.

Por su parte el INDEC da cuenta que las ventas de implementos, tractores y cosechadoras de origen importado registraron incrementos significativos en el primer semestre de 2017 que alcanzan 326,1%, 277,1% y 151,5%, respectivamente, en comparación con el primer semestre de 2016.

Aquí hay que tener en cuenta que el Gobierno anterior había llevado adelante un fuerte proceso de sustitución de importaciones y no permitía el ingreso de equipos del exterior, ahora con el cambio de reglas de juego las empresas están importando equipos y tecnología del exterior.

En lo que respecta a las exportaciones,durante los primeros ocho meses del año, el principal cliente fue Bolivia, con 13 unidades a un valor promedio de 61.738 dólares. El segundo mercado fue Italia, con 9 unidades a 36.427 dólares cada uno.

El mayor valor unitario se obtuvo con la exportación de una sembradora a Kazajistán a 172.000 dólares y siete a Rusia a 117.000 dólares cada una.

Pero en la línea de tiempo se viene observando una caída en el volumen exportador. Tomando los dos primeros cuatrimestres del año, se ha pasado de 229 sembradoras en 2013 a 60 en 2017, es decir una pérdida de casi el 75% del volumen.

Sin lugar a dudas hoy la industria de maquinaria agrícola encuentra su fortaleza en el mercado interno y necesita una inyección de competitividad para concretar mayores ventas al exterior.

Dejá tu comentario