La inflación de julio fue de 3,1% (y seguirá alta)

Edición Impresa

Según los datos del INDEC, el aumento de precios acumulado en el año es de 19,6% y en 12 meses del 31,2%. Transporte con el 5% y alimentos con el 4%, entre los rubros que más se incrementaron.

El Índice de Precios al Consumidor a nivel nacional (IPCn) registró en julio un incremento del 3,1%, un número que marca una desaceleración con relación al que hubo en junio, pero por encima de las expectativas del Gobierno. Para poder cumplir con las metas acordadas con el FMI en junio la inflación tendría que bajar al 2% mensual en lo que queda del año.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) muestran que el costo de vida del séptimo mes del año estuvo empujado por el precio del transporte, que creció 5,2% y el costo de recreación y cultura, que subió 5,1%, influido por el receso escolar de invierno.

La inflación de julio se ubicó 0,6 puntos por debajo de la del mes anterior, pero por arriba de los que esperaban en el Gobierno, que la estimaba inferior al 3%.

Otros rubros que sufrieron un ajuste importante fueron equipamiento y mantenimiento del hogar, con el 4,1%, y alimentos y bebidas, con el 4% de incremento.

Los precios en restaurantes y hoteles crecieron 2,9%; Salud, 2,8% y Bebidas alcohólicas y tabaco, 2,6%. En menor medida subieron Educación, 1,8% ; Vivienda, Agua, Electricidad y Combustibles, 1%; y Comunicación, 0,6%. Otros productos que no encuadran en estos rubros subieron 3,9%, mientas que Textiles, Indumentaria y Calzado fue el único capítulo con déflación, del 0,1%.

Con estos datos, la inflación acumulada en el año es de 19,6%, mientras que en los últimos 12 meses fue del 31,2%, 0,8 puntos por debajo del límite previsto en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

También se señala que la inflación núcleo subió 3,2%, mientas que los estacionales hicieron lo propio en un 3,8%, y los regulados avanzaron 2,6%.

Entre los ejemplos que brinda el INDEC, el kilo de tomate redondo pasó de costar $33,67 a $46,48 en el transcurso del mes pasado, con el mayor incremento del 38%. En el recorrido inverso, el kilo de lechuga fue de $63,17 a $54.91 con una caída del 13%.

Analistas privados advirtieron que con la inercia que lleva el IPC en lo que va del año, hay muy pocas chances de que no se supere el techo del 32% para todo 2018, con lo cual se activará consultas del Comité Ejecutivo del FMI, tal cual lo indica el acuerdo firmado en junio.

"Hay que olvidarse del 32%", afirmó a Ámbito Financiero el economista de la Fundación Libertad y Progreso Aldo Abram. Advirtió que el país "puede ir a una hiperinflación" si se lleva a cabo la idea sugerida por el FMI y economistas locales de evitar que el dólar se "retrase".

Por su lado los economistas de la consultora ACM, Guido Lorenzo y Jorge Neyro, elaboraron un reporte en el cual anticipan que la dinámica de los precios está todavía lejos de detenerse. Destacan que el año pasado la inflación núcleo en promedio de los primeros siete meses del año fue del 1,7, mientras que este año está superando el 3,2% promedio. "La inercia está lejos de quebrarse más aún cuando en agosto y octubre restan aumentos de naftas, transporte, prepagas y electricidad".

Dejá tu comentario