La prensa, entre la sorpresa, el orgullo y las controversias

Edición Impresa

Londres y Montevideo - La coincidencia en los diarios del mundo fue marcar el factor sorpresivo que supuso la elección de Jorge Bergoglio como el papa que llega "del fin del mundo", pero se dio también amplio despliegue a las características personales del Pontífice y a las controversias sobre su papel durante la dictadura.

En Estados Unidos y Europa dedicaron amplia cobertura a la figura de Bergoglio como "renovador" de la agenda social y "austero". The New York Times dedicó amplio espacio al tema, y tituló "La Iglesia argentina bajo la guerra sucia" una de las notas.

El turinés La Stampa (centroderecha) aseguró que uno de los grandes favoritos, el arzobispo de Milán, Angelo Scola, fue "traicionado" por algunos de sus compatriotas cardenales italianos desde la primera votación del cónclave.

En Francia, mientras Le Figaro (conservador) señaló que Francisco aparece como "el papa de la fraternidad", Le Monde (centroizquierda) se hizo eco de "un santo con pasado polémico". El diario de izquierda Libération jugó con "Nuevo mundo en el balcón".

"La Iglesia Católica y el papa Francisco han sido acusados de silencio cómplice y aún peor durante la guerra sucia de asesinatos y secuestros", expresó, por su parte, una de las notas publicadas por el londinense The Guardian (centroizquierda).

Las agencias extranjeras Associated Press (de EE.UU.), ANSA (italiana), DPA (alemana), AFP (francesa), Reuters (británica) y EFE (española) despacharon múltiples cables con abordajes y testimonios sobre Bergoglio y los jesuitas desaparecidos. En general, confrontaron las versiones del libro "El jesuita", biografía de la periodista de ANSA Angélica Ambrogetti y de Clarín Sergio Rubín, con "El Silencio", de Horacio Verbitsky, de Página/12.

El británico The Times (conservador) tuvo un particular enfoque, al mencionarlo en la primera línea como "el cardenal argentino que afirma que las Malvinas fueron 'usurpadas' por el Reino Unido".

En los diarios latinoamericanos predominó la repercusión del origen geográfico.

"El Papa de las Américas", tituló en grandes caracteres el matutino brasileño O Globo (conservador), y añadió: "El primer jesuita. El primer no europeo desde el año 741. Y el primer latinoamericano".

Folha de Sao Paulo (centro) describió a Bergoglio como "un conservador moderado que actúa en áreas carecientes". Francisco "es una sorpresa y una promesa de renovación en la Iglesia Católica. Pero debe fijar una línea dura con la pedofilia y otros desvíos", estimó.

Reforma (centro), de México, remarcó que Francisco "rompe el molde", pero mencionó en detalle la versión de Verbitsky sobre su pasado.

El chileno El Mercurio (conservador) también destacó de Bergoglio "es un papa muy cercano para los chilenos", recordando que vivió en Chile en la década de 1950, al inicio de sus estudios teológicos. La Tercera (conservador) expresó su deseo de que "es posible que viniendo de América Latina preste atención especial a la protección de los más pobres y a los excesos de las autoridades que abusan del poder".

La Diaria (izquierda), de Uruguay, encabezó con "Volvé Benedicto", al recordar que el prelado argentino "proviene de una rama de la Iglesia Católica que fue una de las más progresistas" pero ya no. "Se le cuestiona su trayectoria en uno de los peores períodos que vivió la región, el de las dictaduras de los años 70".

Agencias AFP y EFE,

y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario