LAN: Gobierno dijo que no quiere echar a ninguna empresa

Edición Impresa

El Gobierno acatará la decisión de la Justicia que suspende por ahora el desalojo del hangar que LAN Argentina tiene en el Aeroparque Metropolitano, pero le solicitó a la empresa un informe técnico para que fundamente las razones por las cuales sin ese espacio debería abandonar los vuelos de cabotaje. Esto se conoció ayer luego del encuentro que mantuvo el CEO de Lan Airlines, Ignacio Cueto, con el viceministro de Economía, Axel Kicillof.

Voceros de LAN dijeron que el encuentro se desarrolló "en términos cordiales" y que Kicillof aseguró que "ni la Presidente ni el Gobierno argentino quieren que LAN se vaya del país". No obstante, sorprendió que a pocas horas de la reunión, el ministro Florencio Randazzo junto con el propio Kicillof realizaron una conferencia de prensa en la que dijeron que el Grupo Latam -propietario de LAN y Tam- debería gestionar ante los gobiernos de Chile y Brasil "los mismos beneficios para Aerolíneas Argentinas" en esos países.

Randazzo dijo también que el Gobierno solicitó un "informe técnico" para LAN que dé cuenta de la situación de la empresa sin el hangar en el Aeroparque, y agregó que "hasta el momento no han realizado ningún descargo ante la autoridad argentina para demostrar la inviabilidad de la operación en el mercado local".

El funcionario dijo además que "se pidió al Grupo Latam que se proporcione hangares a Aerolíneas Argentinas en los principales aeropuertos de Brasil y Chile, en cumplimiento del principio de reciprocidad del derecho aeronáutico y del sentido común". "Que quede claro, nosotros no queremos echar a ninguna línea aérea que opera en la Argentina", enfatizó Randazzo en la rueda de prensa en la que también participó el titular del ORSNA, Gustavo Lipovich. Kiciloff añadió: "Nos sorprendió que se diga que LAN podía dejar de operar si dejaba el hangar", pero también expresó que al Gobierno le resultaron "desproporcionadas" las afirmaciones sobre la posibilidad de dejar de operar en el país si se concretaba el desalojo del predio.

Randazzo puntualizó que la resolución del ORSNA que dispone el traslado se remonta a diciembre del año pasado, y que "no busca la suspensión de las operaciones de LAN ni en el Aeroparque ni en el país, ya que no afecta sus rutas, sus aeronaves ni sus restantes espacios comerciales y operativos".

Reiteró que el desalojo de la parte sur del Aeroparque "no involucra sólo a LAN sino además a otras seis empresas que operan en el Aeroparque", y que se debe a la "necesidad de llevar adelante un plan maestro de obras para modernizar una aeroestación cuyo movimiento crece a razón de 100.000 pasajeros por mes". Según Randazzo, ese plan, aprobado en el año 2010, apunta a "mejorar la situación operativa del aeropuerto y ampliar los sectores de uso público", con una inversión mínima prevista "para el período 2013-2015 de $ 850 millones 0148".

El ministro acotó que los atrasos que se pudieran suceder en la liberación de los hangares alcanzados por la resolución del ORSNA, como consecuencia de la medida precautelar suspensiva dictada por la jueza Claudia Rodríguez Vidal, "llevarían a demorar o interrumpir los avances de las obras del Aeroparque, que ya alcanzó una demanda récord en toda su historia".

En medio de esta situación, desde Santiago el canciller chileno, Alfredo Moreno, afirmó que "el cabotaje en Chile es plenamente libre y cualquier persona puede operar cumpliendo las normas de seguridad como en la Argentina desde hace algunos años". También indicó que "si hay una norma general para los vuelos en la Argentina, la compañía (LAN), debe tener esas mismas reglas de juego, y eso es lo que hemos hablado con las autoridades argentinas". Subrayó: "Lo que nos preocupa es que haya una discriminación por tratarse de capitales chilenos".

Dejá tu comentario