16 de marzo 2017 - 00:00

Lanzan plan para producir un millón de autos (en 2023)

Prevén incremento paulatino, inversiones por u$s5.000 millones en dos años, la creación de 30.000 empleos y mayor fabricación de autopartes.

Saludo. Maurico Macri y el titular de Smata, Ricardo Pignanelli.
Saludo. Maurico Macri y el titular de Smata, Ricardo Pignanelli.
El Gobierno lanzó ayer el plan para que la industria del automóvil alcance una producción de 1 millón de unidades en 2023, con inversiones por u$s5.000 millones en los próximos dos años para la creación de 30.000 nuevos puestos de trabajo y el aumento del componente de autopartes de fabricación nacional.

El acuerdo para llevar adelante el "Plan Un Millón", firmado en la Casa Rosada en un acto que encabezó el presidente Mauricio Macri, involucra al Gobierno nacional, a los de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, empresarios, sindicatos y a representantes del sector autopartista.

"Es un día claramente histórico", señaló Macri, a quien acompañó gran parte de su gabinete, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; y los líderes de los sindicatos de mecánicos (Smata), Ricardo Pignanelli, y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Raúl Torres.

El plan automotor "tiene dos metas fundamentales" que son "producir un millón de automóviles y no sólo cuidar la industria sino hacerla crecer en más de 30.000 puestos de trabajo", apuntó el mandatario.

A su vez, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, resaltó que "hace varios meses que venimos trabajando en un formato de diálogo donde las partes (en este caso los distintos actores de la cadena industrial automotriz) nos ponemos de acuerdo".

"Es un acuerdo que mira hacia el futuro y nos planteamos el ambicioso objetivo de producir 750.000 autos para el 2019 y llegar al millón (de unidades) en el 2023", señaló.

"En ese círculo virtuoso abordamos una exitosa negociación con Brasil para renovar el acuerdo automotor, teniendo en cuenta que el 50% de nuestra producción se exporta a ese país", explicó el ministro. De todas maneras, más allá del acuerdo con Brasil, indicó que uno de los objetivos de este plan será que "al menos el 35%" de la producción argentina "se exporte a nuevos mercados".

Por su parte, el presidente de ADEFA, Luis Ureta Sáez Peña, señaló que "este acuerdo y el compromiso del trabajo conjunto permitirá emprender el camino hacia la recuperación".

El líder del Smata, en tanto, señaló que el aporte del gremio es la "concordancia en la productividad, que es lo que hacemos siempre".

"Soy peronista y nuestra misión es proteger a los trabajadores. Las críticas no me pueden obnubilar la mente para firmar un acuerdo que puede ser una salida laboral para miles de trabajadores, siempre respetando los convenios firmados", agregó Pignanelli.

El plan para la industria del automóvil tiene una modalidad similar a la acordada para la explotación de los yacimientos de hidrocarburos de Vaca Muerta (Neuquén), en línea con los pactos sectoriales que se prevé alcanzar con distintos sectores de la economía real.

Dejá tu comentario