Larga vida al CEDIN: ya le gana al "contado con liqui"

Edición Impresa

AYER EL GOBIERNO PRORROGÓ EL BLANQUEO DE CAPITALES POR NOVENA VEZ. BUSCARÁN QUE CONTINÚE DURANTE 2016

 El uso de CEDIN puede convertirse en una buena inversión. Ayer, el Gobierno prorrogó por novena vez la exteriorización voluntaria de la tenencia de moneda extranjera en el país y en el exterior, conocida como "blanqueo de capitales", una noticia que fue bien recibida por los agentes de Bolsa, que aseguraron que son cada vez más quienes invierten a través de este título.

La cotización en Bolsa, que en el segundo semestre del año alcanzó su pico máximo, llegó a $ 13,15, apenas por debajo de la del dólar contado con liquidación, que ayer cerró en $ 13,93, lo que lo convierte en una herramienta más atractiva a la hora de pensar en inversiones. "En un año crecieron un 50% las operaciones realizadas con CEDIN", destacó Tomás Marolda, secretario de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

En mayo de 2013, el por entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno, lanzó con bombos y platillos el CEDIN. La herramienta que había generado mucha expectativa en un sector fuertemente castigado, no respondió en un principio con lo esperado. Sin embargo la cámara junto al Ministerio de Economía fueron puliendo algunos aspectos, haciendo de estos títulos una herramienta más atractiva.

"El CEDIN se puede utilizar simplemente para blanquear una suma de dinero y comprar un inmueble o hacerlo a través de la Bolsa, un mercado que viene creciendo y con el cual se opera mucho", explicó Federico Desprats, agente de Bolsa. El atractivo de operar en Bolsa es la liquidez, ya que se puede adquirir pesos (al valor que cotiza en Bolsa) sin tener que invertir en el mercado de inmuebles.

"Pero otro de los atractivos es suscribir los CEDIN, venderlos en Bolsa, obtener pesos y con esa suma comprar bonos en dólares. Lo bueno es que estos títulos se pueden vender en el mercado contra divisas en efectivo. Se trata de una herramienta muy atractiva porque sólo se pierde un 7% del valor inicial, con la ventaja de que los dólares en negro pasaron a estar en el mercado blanco", agregó el especialista.

También existe la posibilidad de adquirir los CEDIN en Bolsa y luego, con esos títulos, ir al mercado de los inmuebles para comprar una propiedad tomando como referencia el dólar paralelo. "Al existir un mercado secundario -opera hace poco más de un año- hay más posibilidades de utilización de una misma herramienta", agregó Desprats.

Lo cierto es que los CEDIN seguirán funcionando, por lo menos hasta diciembre. Desde la CIA buscan que no se trate de la última prórroga: "Queremos que continué durante 2016 y proponemos la modificación de las normas respecto de la operatoria de los bonos en dólares, regulados por la Comisión Nacional de Valores, que permita el acceso a estos instrumentos sin restricciones de tenencia, obteniéndolos en el día", concluyó Marolda.

Dejá tu comentario