Las prendas de la polémica

Edición Impresa

El burka (izquierda) y el niqab (derecha), velos integrales islámicos, son las prendas que han sido prohibidas por ley en Francia en todos los espacios públicos.

Los defensores de la norma, una amplia mayoría de los partidos políticos franceses, dicen que apunta a salvaguardar el carácter laico del país y a poner a salvo a las mujeres musulmanas de la coerción de sus padres o esposos para cubrir su figura.

Quienes la rechazan, en cambio, indican que viola los derechos humanos de quienes desean libremente utilizarlas y practicar su fe.

El burka es una prenda originaria de Afganistán y prescripta por el islam más radical, que oculta completamente el cuerpo de la mujer y que en la cara lleva una rejilla que le permite respirar y ver aunque con dificultad.

El niqab, en tanto, es de color negro y consta de dos partes: un velo que cubre el rostro y sólo deja libres los ojos, y una túnica que puede llegar a la rodilla o a los pies. Se utiliza especialmente en el Golfo Pérsico, en Siria y en Jordania.

Otros tipos de velo, como el hiyab (el más difundido en Occidente) y el chador (predominante en Irán) no han sido prohibidos por dejar el rostro al descubierto.

Francia es el primero de origen europeo en imponer una prohibición, pero el debate está instalado en muchos países.

En Bélgica, la prohibición está pendiente de aprobación en el Senado, en Alemania ocho estados federados prohíben a las profesoras el uso de velos integrales o cualquier símbolo religioso, y en Italia rige una ley genérica de 1975 que impide llevar la cara completamente tapada en espacios públicos.

Dejá tu comentario