5 de agosto 2009 - 00:00

Legado de Jackson seguirá en manos de sus albaceas

Katherine Jackson no obtuvo el control de la herencia en una audiencia donde, mediante abogados, el dermatólogo del cantante reclamó voz y voto en las decisiones sobre los hijos de éste.
Katherine Jackson no obtuvo el control de la herencia en una audiencia donde, mediante abogados, el dermatólogo del cantante reclamó voz y voto en las decisiones sobre los hijos de éste.
 Los Ángeles - La justicia le otorgó el lunes a La madre de Michael Jackson la custodia de sus tres nietos, pero dejó el control del legado del cantante en manos de sus albaceas, por lo menos hasta el 2 de octubre. Katherine Jackson tiene hasta esa fecha para explicar en detalle sus objeciones para que el abogado John Branca y el ejecutivo discográfico John McClain supervisen el «emporio Jackson».

El juez Mitchell Beckloff del Tribunal Superior del condado de Los Ángeles dio el visto bueno al acuerdo entre la madre de Jackson y su ex mujer Debbie Rowe sobre la custodia de los dos hijos de ésta y también le concedió la del otro nieto concebido por una madre de alquiler. Rowe mantendrá los derechos de visita sobre sus dos hijos y continuará recibiendo la ayuda económica pactada con Jackson tras su divorcio.

La audiencia, de la que participaron Branca, McClain y también representantes de la promotora de conciertos AEG, tuvo una sopresa: la intervención del abogado de Arnold Klein, el dermatólogo de Michael Jackson, que reclamaba para su cliente tener voz y voto en los arreglos sobre la custodia de los niños. El juez le pidió insistentemente que justificase esa petición. El abogado sostuvo que se debía a «una larga relación con los niños y con Jackson», precisando que su cliente «no era el padre» de los chicos, como publicaron varios medios estadounidenses. Sin embargo, tras esta intervención las especulaciones sobre la posible paternidad de los niños podrían retomarse.

Tras cinco horas de audiencia, el juez todavía tenía sobre la mesa un asunto muy espinoso, la administración permanente de los activos legados por Jackson a sus herederos, repartido en un 40% para su madre, otro 40% para sus tres hijos y el resto destinado a organizaciones benéficas. En el testamento, Jackson nombró tres gestores con el fin de que hiciesen crecer su patrimonio después de muerto. Uno de ellos renunció, así que la responsabilidad quedó en manos de Branca y McClain.

El juez Beckloff otorgó a ambos el control provisional del emporio Jackson el pasado 6 de julio y fijó el 3 de agosto como fecha para revisar esa decisión y designar a los administradores definitivos. Este lunes, el juez decidió también extender a los albaceas el control temporal de la fortuna del cantante hasta el 2 de octubre. Los abogados de Katherine Jackson trataron de incluirla a ella como cogestora de la herencia y acusaron a Branca y McClain de ocultar el estado de las operaciones que puso en marcha el artista, en especial el contrato de 50 conciertos previstos en Londres. Además dijeron que a la familia le preocupa la salud de los albaceas y los posibles conflictos de intereses, aunque no dieron mayores detalles.

Por su parte, los albaceas aseguraron que están defendiendo los intereses de Michael Jackson y rechazaron dar a conocer a Katherine el acuerdo del cantante con la empresa AEG, promotora de las actuaciones, sin que se firmase un compromiso de confidencialidad para evitar filtraciones, algo a lo que se negó la madre del cantante.

Durante la audiencia, los abogados de AEG presentaron documentación y pidieron que se los mantenga informados de las decisiones sobre sus negocios. Hasta el momento, las decisiones de los albaceas para aumentar el patrimonio de Jackson incluyen un permiso para volver a imprimir la autobiografía del «rey del pop», «Moonwalk», de 1988, y negociar con AEG la venta del video de los ensayos en Los Ángeles, los días previos a su repentino fallecimiento.

Beckloff también aceptó entregar a Katherine Jackson una pensión pagada con el patrimonio del artista, junto con una asignación separada para los tres hijos. El monto de los pagos no se hizo público.

Dejá tu comentario