“Ley de tarifas Horangel”: Congreso adelantó fecha de sanción que desactivó Macri

Edición Impresa

• SEGÚN LAS AUTORIDADES DEL PARLAMENTO NO SE VOTÓ EL 31-5 SINO EL 30-5
En medio del apuro para vetar la pésima iniciativa que impulsó la oposición, el oficialismo erró en el documento donde se detalla el día de la aprobación del proyecto, que aparece con claridad en la versión taquigráfica y el acta de votación.

En medio del apuro para que Mauricio Macri desactivara rápido la pésima ley de tarifas que impulsó la oposición, las autoridades del Congreso dejaron pegado un error en el veto que a las pocas horas salió desde el Ejecutivo. Según la comunicación oficial del Parlamento, la iniciativa fue sancionada el miércoles 30 de mayo y no durante la madrugada del jueves 31, cuando el proyecto tuvo luz verde.

"Visto el proyecto de ley registrado bajo el N° 27.443 sancionado por el Honorable Congreso de la Nación el 30 de mayo de 2018", señala en la página 3 el decreto que llegó a las 15 del jueves 31 de mayo a la Mesa de Entradas de la Cámara de Diputados, en relación con la iniciativa que Macri vetó sobre tarifas.

Sin embargo, la votación del proyecto se dio a las 3.21 del jueves 31 de mayo, tras un extenso debate en el que casi ningún legislador opositor mencionó los beneficios del texto en cuestión para priorizar un debate político y repleto de dardos hacia todas las direcciones macristas.

Tanto la versión taquigráfica de la sesión aclara que la misma fue realizada entre el 30 y 31 de mayo, y el acta de votación sobre la ley de tarifas ocurrió el jueves pasado y no el miércoles. En la página 22 del expediente que ingresó en Diputados aparece la ley entera vetada y, tras el último artículo -18- para comunicar al Poder Ejecutivo Nacional, se menciona: "Dada en la sala de sesiones del Congreso Argentino, en Buenos Aires, a los treinta días del mes de mayo del año dos mil dieciocho".

El error se dio en una semana en la que oficialismo y oposición tuvieron que batallar incluso antes de la sesión: Cambiemos y el PJ habían presentado distintos pedidos de sesión especial en el Senado para el miércoles 30 y la presidencia decidió juntar todo en un mismo convite, con la discusión de tarifas para lo último.

La furia de la oposición y la indefinición del asunto -más las fuertes operaciones desde Casa Rosada para "ausentar" legisladores a la hora de la votación- derivó en una posposición de la reunión de Labor Parlamentaria craneada para el martes.

Al día siguiente, los legisladores se juntaron a las 11, es decir, tres horas antes de la sesión, y decidieron adelantar la discusión sobre tarifas. Sólo dos cuestiones estuvieron antes de ese debate: el ingreso de pliegos -incluido el de Inés Weinberg de Roca para la procuración general de la Nación- y la votación de una ley -pasó a Diputados- para que los mayores de 18 años sean donantes de órganos de manera obligatoria, salvo que hubiesen expresado lo contrario.

Después de 12 horas de debate, los senadores aceleraron a fondo y en pocos minutos convirtieron en ley los tres proyectos que reemplazaron al mega DNU "desburocratizador" y una serie de pliegos con dictamen de la comisión de Acuerdos.

En el veto, el Ejecutivo expuso que "el costo fiscal total superaría la suma de $115.000 millones para 2018, monto que representa aproximadamente el 0,8% del Producto Bruto Interno" para este año, de acuerdo "con las proyecciones para esa variable".

Después detalló que el monto indicado "equivale a 77.000 viviendas sociales, más de dos años de Asignación Universal por Hijo -que según el Ejecutivo cubre a casi cuatro millones de beneficiarios-, 2.875 escuelas, 575 hospitales, o todo el gasto nacional en universidades". No obstante, el Ejecutivo logró hasta ahora lo que nadie pudo: vetar una ley antes que sea sancionada, según indica el decreto 499-2018 que dio a conocer el jueves pasado el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Dejá tu comentario