Llama a empresarios a comprar ya más BAADE

Edición Impresa

Guillermo Moreno pretende conseguir compromiso antes del miércoles

Hoy y mañana, el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, continuará con las insistencias a banqueros, como viene llevando adelante desde que fue lanzado el blanqueo de capitales, para que continúen comprando bonos BAADE. La meta del funcionario es que se llegue a los u$s 1.000 millones por esta vía, y que los banqueros vayan al menos con el compromiso de sumar aportes a la reunión que se concretará en Santa Cruz el miércoles, a la que Cristina de Kirchner convocó a representantes del sector financiero y a industriales de la UIA, entre otros.

El problema central es que los resultados del blanqueo todavía están muy lejos de las expectativas oficiales. Moreno pretendía reunir u$s 4.000 millones en BAADE, el bono del Tesoro que vence en 2016 y paga un 2% de interés, que puede comprarse con dólares no declarados que se ingresen al mercado formal. El otro instrumento ofrecido es el CEDIN, pensado en principio para realizar operaciones inmobiliarias. Hasta el viernes se suscribieron unos 29,3 millones de dólares en CEDIN, de los que se aplicaron a alguna operación (y se cobraron los dólares billetes a cambio) más de 10 millones.

Aportes

Desde el Gobierno esperan llegar a la reunión del miércoles con los aportes, al menos de los banqueros comprometidos. Estarán allí también sindicalistas e industriales, por lo que no quieren superponer conflictos. De hecho, uno de los primeros que confirmó que asistirá al encuentro fue el titular de la UIA, Héctor Méndez, mucho más atento a los temas que llevará como reclamo de los empresarios que a la inauguración de las represas. Méndez aseguró que tiene "una lista con los problemas del sector que venimos negociando y que ya se la hemos presentado en otro momento (a la Presidenta). Pero bueno, veremos si surgen otros temas". Entre los puntos a los que se refiere Méndez, se volverá a reflotar formalmente la queja por un seguro ambiental que se impone a las fábricas y que los industriales consideran muy costoso; la necesidad de solucionar rápidamente las trabas para importar que volvieron a preocupar en el último mes, y la falta de devolución de IVA para los exportadores.

Méndez también dijo que cuando la UIA presentó a la Presidente estos pedidos en el pasado, la mandataria "demostró mucha atención". Sin embargo, recordó otros inconvenientes que aún no se solucionan, como la inflación y el cepo al dólar.

Dejá tu comentario