1 de julio 2014 - 00:00

Llega el primer eléctrico

Renault confirmó que importará la versión eléctrica del utilitario Kangoo. Ya tuvo reuniones con sus clientes corporativos. Se ofrece para flotas de vehículos de empresas. Las ventajas: cero polución, cero ruido, ahorro en combustible y mantenimiento.

Llega el primer eléctrico
El vehículo eléctrico comienza a ser una realidad también en la Argentina. Luego de años destinados a exposiciones y ya comercializándose algunos modelos en los mercados más desarrollados, Renault comenzó a ofrecer en nuestro país el utilitario Kangoo ZE, 100% eléctrico.

En un evento realizado en el circuito KDT de Buenos Aires, la firma francesa presentó parte de su gama eléctrica: además de Kangoo, también mostró al Twizy, un pequeño urbano de dos plazas. El resto de la gama se compone del ZOE y del Fluence ZE, y están a la venta en Europa desde 2011. Durante el encuentro, Thierry Koskas, presidente de Renault Argentina, dijo: No queremos dejar a la Argentina afuera de este movimiento global. Nuestra empresa es líder en autos eléctricos con más de cien mil unidades vendidas en todo el mundo. Ahora empezaremos a ofrecer el Kangoo a grandes empresas. Y agregó: Vamos a importar estos vehículos.

Puntualmente, Renault realizó reuniones para presentar al Kangoo ZE ante clientes corporativos. La idea es que puedan incorporar este modelo a sus flotas, como ocurre en otros países. Este utilitario fue adquirido por el correo de Francia, por FedEx e Itaipú en Brasil, por LAN en Chile, entre otros ejemplos. La intención es replicar el modelo en Argentina.

Beneficios

La gama eléctrica de Renault se denomina ZE. Significa Zero Emission. Pero además de generar polución cero, también es equivalente a cero ruido, cero vibraciones y cero consumo de combustible. El Kangoo ZE tiene un motor de 60 CV y 226 Nm de torque. Alcanza los 130 km/h y con la batería de litio cargada al 100% puede recorrer unos 170 kilómetros. Es decir, es un vehículo que se adapta perfectamente a las necesidades de empresas que realizan recorridos cortos y urbanos, como puede ser el reparto de cualquier producto.

La caja es automática de una sola marcha y, en pruebas realizadas en la pista del KDT, se observó su sorprendente aceleración. Esto ocurre porque hay una disponibilidad inmediata del torque, sin caída de potencia en cada pase de marcha, como sí ocurre en los vehículos convencionales. El silencio también es absoluto. Tanto, que resulta imperceptible el encendido del vehículo. Apenas se sabe que se puede circular por una señal del tablero que indica Go!.

En cuanto a la carga, se puede realizar en un toma doméstico en 10 horas, en estaciones públicas en 1 hora o a través de un Wallbox -una estación de carga especial- entre 4 y 8 horas. Para facilitar este proceso, Renault alcanzó un acuerdo con Edesur y ENEL para la instalación de Wallbox en las empresas que lo soliciten, con un costo de u$s 1.200. Asimismo, la marca del rombo insiste en los ahorros en los costos de mantenimiento y de consumo de combustible. Respecto al primer punto, recuerda que los eléctricos carecen de filtros, bujías, correa de distribución, etcétera. En cuanto al segundo, señala que un motor térmico requiere $1.150 cada 1.000 km recorridos en concepto de combustible. En cambio, un eléctrico, en esa misma distancia gastaría $76 en concepto de energía eléctrica.

De todas formas, lo de Renault es un primer paso. Los vehículos no están todavía a la venta y se encuentran en proceso de homologación para que puedan circular en nuestras calles. O sea, se trata de un acercamiento a los potenciales clientes y de una confirmación: el Kangoo ZE se importará. El precio no está definido, aunque estudios de mercado estiman un valor cercano a los u$s 40 mil, no confirmado aún por Renault, si bien se pretende negociar la reimplantación de una política de subsidios a los autos ecológicos, como hace tiempo ocurrió con las primeras unidades del Toyota Prius, cuando desembarcó en el país.

Dejá tu comentario