Llega a la Argentina el banco 100% digital del Grupo Santander

Edición Impresa

Open Bank espera la autorización del BCRA para empezar a operar a mitad de 2019. Se suma a los casos de Wilobank y Brubank.

(Londres, enviada especial) - La puja por el avance de los bancos digitales sumará un nuevo competidor en nuestro país. Open Bank, el banco 100% digital que opera desde hace 20 años en España, comenzó el proceso de instalación en la Argentina donde se espera que comience a operar hacia mediados del próximo año de la mano del Grupo Santander, según confirmó este martes aquí en Londres el designado CEO para esa sucursal, Federico Procaccini, exGoogle y Mercado Pago.

La puesta en marcha de esta herramienta espera la autorización para operar del Banco Central, que ya otorgó otras dos licencias a plataformas similares durante la gestión del ahora extitular de la entidad Federico Sturzenegger, cuya visión y la de su directorio -con Lucas Llach a la cabeza- estaba muy a favor de la revolución digital.

"Somos optimistas respecto de que el nuevo directorio del Central autorizará el funcionamiento de Open Bank Argentina una vez que ingresemos la carpeta para obtener la licencia", se mostró confiado Procaccini durante un diálogo con periodistas en el marco del XVII Encuentro Santander América Latina, que se desarrolla esta semana en el Reino Unido y que tiene como tema central la transformación digital.

La apuesta de los desarrolladores del proyecto para el país estará orientada a captar el segmento de clientes no bancarizados -estimado en un 50% - que sí posee un teléfono celular a través del cual podrá acceder a todos los servicios de un banco físico de manera 100% online y que ofrecerá, además, un call center de 24 horas los siete días de la semana. En España, la plataforma ya tiene 1,1 millones de clientes y la radicación en la Argentina se traducirá en la primera presencia de la región.

"Estamos en proceso de elaboración total, pensando en ofrecer facilidad, agilidad, servicios nuevos y personalizados. Open Bank es, fundamentalmente, una empresa de tecnología que brinda servicios financieros", agregó el experto designado por la entidad financiera española que se puso el traje de titular del proyecto hace exactamente una semana.

¿Pero qué puede aportar usted que no viene del mundo financiero?, se le preguntó. "Mi experiencia va a sumar en el sentido de poner al consumidor en el centro, para ofrecer un servicio con valor agregado", respondió Procaccini, un convencido de que "existe una oportunidad de pensar los negocios de manera diferente, brindando un servicio de la mano de las nuevas tecnologías".

Finalmente, se mostró entusiasmado con la posibilidad de que el uso de este tipo de herramientas de servicio financiero permita avanzar hacia la disminución de la informalidad de la economía argentina y contribuya a desalentar el uso físico de los billetes.

"La informalidad es un desafío para formalizar, y un incentivo que nos haría bien como país", cerró.

La puja por este segmento de banca digital sumó hace unas semanas a Wilobank, que tiene a Eduardo Eurnekian como principal accionista, mientras avanza también Brubank, liderado por Juan Bruchou, exCitibank Argentina.

Dejá tu comentario