Los alquileres a turistas, ahora regulados por ley

Edición Impresa

Dos leyes, aprobadas ayer por la Legislatura porteña, regularán la actividad de alquileres para turistas, tanto sea de departamentos por uso temporario como hostels y otras modalidades. Se creará un registro especial para la anotación de los inmuebles que brinden esos servicios y la Ciudad de Buenos Aires podrá inspeccionar y normar la actividad, hasta ahora habilitada principalmente por la ley de alquileres -en caso de departamentos de uso temporario- o bien se como pensiones los alojamientos que brindan camas. El Gobierno de Mauricio Macri acordó el tratamiento de los dos proyectos, por lo cual se considera que el jefe porteño promulgará y reglamentará las normas para que entren en vigencia.

Uno de los principales autores de la iniciativa, que obtuvo los votos de todas las bancadas, Jorge Garayalde (PRO), explicó que a partir de la promulgación y reglamentación de las leyes "la Ciudad cuenta con una nueva normativa para la regulación de los alojamientos turísticos" y que la primera de las leyes cambia el marco regulatorio de los alojamientos turísticos incluyendo las nuevas modalidades, caso hostels, hoteles boutique u otros.

La leyes fueron aprobadas durante la sesión ordinaria de ayer, que presidió Cristian Ritondo, que tuvo como tema central la extensión del subte H, como también una manifestación de repudio a la quita del monumento a Colón de los jardines de la Casa Rosada (ver nota en pág.13).

La normativa, que también contó con el aporte de la legisladora Delia Bisutti (K), reemplazará a la vieja ordenanza 36.136 .

"Hasta hoy los hostels, los bed & breakfast u hoteles boutique no tenían posibilidad de ser catalogados, habilitados ni inspeccionados como tales, ya que no había una legislación que los comprenda. Se inscribían con la vieja nomenclatura, por "estrellas", aunque dicha categorización fuera efectivamente descontextualizada para la nueva tipología de establecimientos", indicó Garayalde.

La otra norma apunta a los "alquileres turísticos temporarios", y propone también la creación de un registro bajo la órbita del Ente de Turismo de la Ciudad y define la actividad como "Locaciones de bienes inmuebles con fines de turismo".

La ley referida a los alojamientos (no departamentos de uso temporario) los clasifica en tres grandes grupos: hoteleros, parahoteleros y camping.

En los parahoteleros se encuentran las modalidades de hotel boutique y hostels muy difundidas en la última década en Buenos Aires. A partir de la entrada en vigencia de la ley, aseguran que tendrán más facilidades para funcionar, siempre que cumplan con una serie de requisitos, entre ellos contar con una recepción permanente, cajas de seguridad, habitaciones con facilidades para el uso de personas con movilidad reducida, servicio telefónico y de televisión, lavandería, desayuno, mucamas y mantenimiento en general, propio o contratado.

En cuanto a los departamentos, se define en la norma respectiva que "se entiende por locación temporaria con fines turísticos a la que brinda alojamiento a turistas en viviendas amuebladas de manera habitual por un período no menor a una pernoctación y no mayor a los 6 meses".

Por otra parte, en los fundamentos de la ley se destacó que "un relevamiento de la Asociación Argentina de Propietarios de Inmuebles de Alquiler Temporario (AAPIAT) entre los meses de julio y agosto de 2009 determinó que el 95% de la oferta de alquileres temporarios se concentra en seis barrios de la Ciudad de Buenos Aires: Palermo, Recoleta, San Telmo, San Nicolás, Retiro y Belgrano, de los cuales más del 60,66% se encuentran en Palermo y Recoleta. Del total, la mayoría son unidades de baja superficie, hasta 60 metros cuadrados aproximadamente".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario