Lula se confiesa: “Rezo más por Obama que por mí”

Edición Impresa

Brasilia - Lula da Silva ayer fue claro sobre la crisis financiera internacional: «Rezo por Obama más de lo que recé por mí mismo, sé de la importancia de Estados Unidos para América Latina y sé que si Estados Unidos se recupera pronto, va a ser mejor para todo el mundo». Su frase fue efectuada durante una recepción a su colega colombiano, Alvaro Uribe. Funcionarios del Gobierno brasileño informaron el lunes que Lula y Obama se reunirán por primera vez el 17 de marzo en Estados Unidos, en el primero de tres encuentros que mantendrán en pocas semanas.
Lula sostuvo que «América Latina debe cambiar de comportamiento y buscar soluciones comunes ante la crisis económica mundial que fue originada en los países desarrollados». «En los años 90 el FMI nos daba consejos de cómo debíamos hacer el ajuste fiscal, de cómo debíamos contener las inversiones», recordó.
Posibilidad
Y después aseguró: «Rezo también para que Europa se recupere, para que esos hombres que sabían todo sobre Brasil y América Latina sepan algo también sobre ellos mismos».
Por otra parte, el canciller brasileño, Celso Amorim, afirmó ayer que «es una posibilidad» real de que Brasil inicie un proceso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), en contra de determinadas medidas contempladas en el plan económico lanzado por el presidente estadounidense. Brasilia entiende que dentro del proyecto aprobado la semana pasada por el Congreso de Estados Unidos hay puntos, como el «compre norteamericano», considerados lesivos para las exportaciones brasileñas y posiblemente violatorios de las normas de la OMC. No se descartó que el tema sea tratado por los presidentes Luiz Lula da Silva y Barack Obama en su primer encuentro. «Estamos examinando esto en profundidad. Tenemos que saber si hay un perjuicio real, es algo que estamos viendo con el sector privado», afirmó el ministro de Exteriores.
La Federación de Industrias de San Pablo, principal organización empresarial brasileña y entidades del sector exportador, cuestionó las iniciativas de Washington, a las que calificó de «proteccionistas». Los exportadores de hierro y acero pueden ser afectados por la nueva normativa que contempla que las «compras gubernamentales» norteamericanas se realicen a proveedores locales.
Agencia ANSA

Dejá tu comentario