Macri busca exportar el efecto Santa Fe a balotaje

Edición Impresa

Si el cómico Miguel del Sel se entregará a la política, habrá que verlo en los próximos tiempos. Tal vez, su experiencia como artista lo dote de otra visión sobre los éxitos temporales, aunque de ese modo no lo crea por estas horas Mauricio Macri, quien ya anticipa coronar al Midachi como titular del PRO en Santa Fe, donde el domingo quedó a poco de ser el nuevo gobernador.

En la Capital Federal, hacia donde el jefe porteño busca exportar el clima de festejo del PRO santafesino, sobran ejemplos de comportamientos curiosos de los electores. Lo más cercano lo padeció el cineasta Fernando Pino Solanas, el pasado 10 de julio, cuando los porteños le dieron menos de la mitad de los votos que había logrado en 2009, comicios en los que también se consideró su candidatura «una sorpresa», que absorbió, sin duda, parte del llamado «voto protesta» que en otros tiempos en la Ciudad, por ejemplo, recaló en la figura de Luis Zamora.

De todos modos, Macri explotará el buen resultado del cómico en la carrera por lograr el mayor porcentaje posible de adhesiones en el balotaje porteño del próximo domingo. Todo está previsto, pero ayer tambalearon los planes proselitistas cuando el viento, en la Capital Federal, comenzó a soplar a 80 km por hora, y el temor a mayores costos por la adversidad climática (ver Contratapa) amortiguó la algarabía que trajo el gabinete porteño desde la capital santafesina.

De paso, el mandatario recordó que no dirá aún a qué candidato a presidente apoyará, y que busca sentarse con cada uno. Aunque la pista más firme la dio el propio Del Sel, apoyando a Eduardo Duhalde, un ingeniero también del voto del Midachi.

El artista estará mañana en la Ciudad de Buenos Aires para plegarse a las últimas horas de campaña por la segunda vuelta que disputará Macri contra el kirchnerista Daniel Filmus, y ya anticipó, inclusive, que acompañará la espera de los cómputos en el búnker que el PRO levantará en Costa Salguero, donde lo hizo para la primera vuelta.

«La gran sorpresa 2011 de la política argentina es Miguel del Sel; detrás del talento del artista hay un hombre con vocación», sostuvo Macri ayer, ya de vuelta en Buenos Aires, al ser consultado por las radios.

Macri anticipó que el ahora excandidato a gobernador «va a venir a Capital esta semana y juntos vamos a ir a algunos programas», en el marco de la campaña.

«Hay que animarse a combinar gente que no tiene ninguna experiencia en política con algunos que han tenido», se animó el jefe de Gobierno y admitió que Del Sel «expresa un montón de gente que dice por qué no, que se expresa de una manera llana, dialogando, escuchando a la gente, yendo puerta por puerta como hemos hecho acá en Capital».

Mientras tanto, Macri le da a esa campaña local poco voltaje, una receta que le rindió en la primera vuelta. Ayer ratificó uno de los «compromisos» que firmó como parte de la actividad hacia el pasado cuarto oscuro.

Dejá tu comentario