Macri desafía a la oposición y reflota agenda de seguridad

Edición Impresa

En una jornada donde la Capital Federal colapsó por la protesta social, el Presidente blindó el nuevo rol de las Fuerzas Armadas. “Ya no hay posibilidades de un conflicto bélico”, aseguró.

Desde Sudáfrica, Mauricio Macri ratificó ayer el decreto para modificar las funciones de las Fuerzas Armadas y se quejó de que los dirigentes de la oposición y los organismos de derechos humanos "no hayan leído" el texto. "Me impresiona que tanto dirigente que tiene que ser responsable y tiene que darle valor a su palabra no haya leído siquiera lo que hemos firmado", sostuvo el mandatario.

En la previa de la movilización de organismos de derechos humanos y espacios políticos al Ministerio de Defensa para repudiar la medida, el jefe de Estado aseguró que "queda claro que las Fuerzas Armadas no van a participar en la seguridad interior". "Lo que van a hacer es complementar a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico con el apoyo logístico", insistió el líder de Cambiemos.

En declaraciones a Radio 2 de Rosario, Macri subrayó que hay que "tratar de disponer de todos los recursos para dar esa batalla" contra las drogas. "Tenemos más de 70 mil argentinos comprometidos integrando las Fuerzas Armadas que hoy trabajan en una agenda que no tiene nada que ver con las necesidades del siglo XXI: ya no hay posibilidades de que tengamos un conflicto bélico con Brasil, con Chile", remarcó.

Y añadió: "Lo que hace falta es combatir y estar listos para defendernos del terrorismo, narcotráfico, cibercrimen. Esa es la agenda con la cual tenemos que desarrollarnos. También capacitarnos para participar de la agenda mundial de la paz e incorporar capacidades y medios para las tragedias climáticas".

A la vez, el Presidente aseguró que está "interpretando el deseo de la mayoría de los argentinos de sentirse más seguros, más cuidados" y pidió "entender de una vez por todas que son las Fuerzas Armadas de la democracia". Consultado sobre si es necesario cambiar la Ley de Seguridad Interior, el jefe de Estado manifestó: "Si se quiere modificar, que el Congreso haga un debate acerca de eso y la modernice. Con la existente y la reglamentación acorde, distinta de la que había hecho el Gobierno de los Kirchner, podemos trabajar perfectamente, pero siempre se puede mejorar". "Bienvenido si hay un debate constructivo a favor de mejorar, pero sin prejuicios, sin situaciones traumáticas que hemos vivido los argentinos y que por suerte hemos dejado atrás. Tenemos que trabajar con sentido común e inteligencia", expresó.

Ayer los Organismos de Derechos Humanos se concentraron frente al Ministerio de Defensa para repudiar al Decreto 638 firmado por Macri que habilita la participación de las Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad interior. La manifestación fue convocada por Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, A.P.D.H. (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos), Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH), Liga Argentina por los Derechos del Hombre, entre otros organismos de Derechos Humamos.

También se sumaron organizaciones kirchneristas como Nuevo Encuentro, Patria Grande, Miles y La Cámpora.

El diputado nacional del FpV-PJ y desplazado presidente del PJ, José Luis Gioja, se manifestó a favor de la marcha y vaticinó que será "masiva" y "representativa del sentimiento nacional y popular". "La convocatoria será masiva y por demás representativa del sentimiento nacional y popular que ve en este decreto, no sólo la figura de permitirles a las Fuerzas Armadas que actúen en conflictos internos, sino que además no se respeta la institucionalidad de la que hace bandera en Gobierno nacional", resaltó en un comunicado el sanjuanino, quien suscribió un proyecto de ley de su bloque para derogar la reforma militar.

También un grupo de pequeños productores rurales realizó un "tractorazo" en reclamo de políticas para estimular al sector y para exigir que no se elimine el Monotributo Social Agropecuario. La protesta se llevó a cabo frente al Ministerio de Agroindustria, en avenida Paseo Colón entre Estados Unidos y Carlos Calvo. Los productores que se movilizaron forman parte de la Federación Agraria Argentina (FAA), la Unión Trabajadores de la Tierra (UTT), el Frente Nacional Campesino y la Agrupación Grito de Alcorta, que pretenden una audiencia con el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere.

Dejá tu comentario