5 de octubre 2012 - 00:00

Macri de fiesta en fiesta por campaña

Mauricio Macri
Mauricio Macri
El calendario que maneja el ministro de Gobierno porteño Emilio Monzó aceleró las actividades para conformar alianzas políticas del PRO en los distritos por fuera de la Ciudad de Buenos Aires.

El funcionario, cuenta que para el cierre de listas, en el almanaque oficial, sólo quedarían menos de seis meses efectivos de campañas y estrategias, para llegar con las boletas listas para las primarias abiertas simultáneas y obligatorias. Contagió así al equipo que anima la campaña presidencial del jefe porteño y se comenzó a recargar la agenda de Mauricio Macri, quien anoche participaba de un encuentro organizado por Consenso Republicano. La agrupación arma debates y mesas sobre diferentes temas «animados con la convicción que debía ser la confluencia política la que frenara el deterioro institucional provocado por el ejercicio autocrático del Poder Ejecutivo». Guillermo Alchouron -presidente de la agrupación- y el secretario general, Jorge Enríquez -exlegislador por la Ciudad de Buenos Aires, ya sentaron a José Manuel de la Sota para intercambio de opiniones y suman fotos al álbum de campaña y anoche esperaban al jefe de Gobierno, junto a Carlos Brown, Mariano Gerván, Nora Ginzburg, José Juan Manny Lalor y Alfredo Castañón, entre otros.

Ausencia

Ese compromiso (y otras cuestiones de gestión) le impidieron en cambio a Macri estar presente en una movida bonaerense donde se juntaban los intendentes Jesús Cariglino y Gustavo Posse y el diputado Francisco de Narváez -todos encaminados a cerrar un acuerdo electoral con el PRO para 2013- pronunciándose en contra de una reforma de la Constitución que permitiera un nuevo mandato de Cristina de Kirchner.

Hoy Macri viajará a Santa Fe, para entregarse a una peña tradicional de esa ciudad del nordeste provincial, que festeja las bodas de plata del Concurso Argentino de Pesca del Surubí con Devolución. Habrá artistas y baile y será una de las figuras el candidato local Miguel del Sel. Estará además el intendente Jacinto Speranza, titular además de la convención del radicalismo en su provincia.

Para completar, Macri participará mañana de otra fiesta tradicional, la que recuerda el rito pagano originado en Alemania hace aproximadamente cinto siglos, la Oktoberfest, para rendir homenaje a la diosa espumante, la Fiesta Nacional de la Cerveza. Hará recalar al jefe de Gobierno en Villa General Belgrano, en Córdoba, provincia que al igual que Santa Fe viene repitiendo como lugares de campaña.

Por ahora la atención del PRO está en las listas bonaerenses para las elecciones del año próximo, tras la negativa de la exvicejefa porteña Gabriela Michetti de competir allí y su decisión de quedarse en la Ciudad de Buenos Aires, donde aún no tiene la postulación a la senaduría asegurada.

La interna en el PRO podría, inclusive, destapar otros candidatos, según creen en el entorno de Macri, quien viene proponiendo que los candidatos porteños de su tropa se peleen en las urnas, ésas para las cuales falta «menos de lo esperado», según el PRO.

Dejá tu comentario