Macri hoy con sindicalistas; CGT oficial hace acto con Scioli

Edición Impresa

 La CGT oficialista recibió las señales que esperaba de la Casa Rosada y hará un acto para respaldar la candidatura presidencial de Daniel Scioli. La convocatoria comenzó a prepararse la semana pasada en Rusia, donde el dirigente Gerardo Martínez (albañiles, UOCRA) estuvo con Cristina de Kirchner y sus funcionarios, y se concretará una vez resuelta la paritaria de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que encabeza Antonio Caló, a su vez líder de la central obrera.

En un lenguaje de sobreentendidos, los gremialistas más cercanos al Ejecutivo interpretaron de sus contactos con funcionarios en los últimos días que Scioli está más cerca que nunca de ser ungido por Cristina como su candidato para las presidenciales. Bajo esa premisa, lo que comenzó por ser un apoyo de algunos dirigentes pasará a ser el respaldo de la plana mayor de la CGT más afín al Gobierno.

A fin de año, el gobernador bonaerense ya había sido invitado a un acto de la Confederación de Sindicato Industriales (CSIRA), que encabeza el mecánico Ricardo Pignanelli (SMATA) y a quien secundan Caló y Gerardo Martínez. Pero hasta hace pocos días el jefe de la UOCRA jugaba al misterio en sintonía con la falta de definición de la propia Cristina de Kirchner acerca de si bendeciría a Scioli o bien a un dirigente más identificado con el kirchnerismo puro.

En Rusia, Martínez terminó por convencerse de la oportunidad de unirse a Pignanelli y a Caló para rodear al bonaerense. "Scioli manejó bien durante ocho años la provincia más importante. Es el mejor candidato y el más capaz ejecutivamente", le ratificó ayer a este diario Pignanelli.

Para los dirigentes de los gremios tradicionales, hacer pública su preferencia por un candidato es una osadía sólo reservada a las semanas previas a una elección, y en general cuando las encuestas de opinión revelan un favorito. Hasta ahora, Scioli acapara respaldos entre los sindicalistas más identificados con el Gobierno, pero también entre algunos parados en la vereda opositora, como Roberto Fernández, de los colectiveros de la UTA, que les dijo a sus colaboradores más íntimos que en definitiva apoyará al bonaerense.

En rigor, la usanza gremial responde a la máxima de "poner huevos en varias canastas". En esa línea se inscribe, por caso, la actitud pendular de Hugo Moyano, que dio hasta ahora señales de estar más cerca de Mauricio Macri, aunque también resguardó intereses cerca de Sergio Massa -trabaja junto al tigrense uno de sus hijos, el diputado nacional Facundo Moyano- y de Daniel Scioli. El camionero es uno de los que intenta convencer a Massa de bajar su postulación presidencial para trocarla por una bonaerense en una alianza con el jefe de Gobierno porteño.

Como segundo en la lista de favoritos, Macri se presentará hoy ante los gremios del transporte que protagonizaron el paro del 31 de marzo. La visita del líder del PRO a los miembros de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), sin embargo, responde más a un intento de esos dirigentes por quedar como árbitros de la próxima etapa del sindicalismo que al interés de Macri por llevarse un apoyo explícito. De hecho, los gremialistas también convocarán a Scioli y a Massa. El encuentro será a las 13 en la sede del sindicato de maquinistas de trenes, La Fraternidad, a cargo de Omar Maturano, en Hipólito Yrigoyen 1938.

Dejá tu comentario