Macri sacude a UCR buscando amigos

Edición Impresa

Después que la convención del radicalismo bonaerense vetara posibles alianzas con el PRO para las elecciones de este año -decisión que copió la semana pasada la sede Capital-, el jefe de senadores de la UCR participó, con foto incluida, de una tenida con el macrismo en la provincia de Tucumán y se alteraron más los ánimos de campaña en ese partido.

"Esperamos que esté dispuesto a dar un paso al costado en la jefatura del bloque", imagina un sector de la UCR sobre los próximos movimientos de José Cano, el jefe de la bancada que se reunió con Mauricio Macri.

En Tucumán, el macrismo ya estuvo aliado en los comicios de 2011 con los radicales, que así lograron una banca provincial y dos concejales.

El intendente de la bonaerense San Isidro, Gustavo Posse, se está convirtiendo en un caso testigo en la relación entre la tropa del jefe de Gobierno y la UCR, ya que decidió aceptar ser candidato por el PRO a pesar del veto que le impuso su partido. Para el macrismo es clave, no sólo porque por el momento encabezará las listas en la provincia de Buenos Aires, sino también porque cree que esa sociedad se alimentará de otros aliados, partiendo del trío de intendentes PRO que integra Posse con el mandatario de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, y el de Vicente López, Jorge Macri.

La estrategia del macrismo, que en cuestiones electorales maneja el ministro de Gobierno porteño, Emilio Monzó, tiene en los planes dar otras sorpresas que podrían sacudir más a la UCR. Una posibilidad es la de sellar una alianza en Corrientes con Horacio Colombi, y otra, que finalmente el candidato Alfredo de Angeli logre concretar un frente para su candidatura en Entre Ríos. Se suma que el acuerdo tucumano le dará el primer lugar en la lista electoral a Juan Casañas (UCR).

Macri participó, el viernes, de una reunión nacional de su agrupación donde también se realizó un seminario del que el titular del bloque de senadores de la UCR, Cano, fue orador. También participó del encuentro Bettina Romero, hija del exgobernador de Salta, donde el PRO igualmente avanza en un acuerdo .

Desde ese territorio, el jefe de Gobierno apuntó contra Ricardo Alfonsín, diciendo que tiene "una posición cerrada a la hora de acordar".

"Nosotros tenemos muchos amigos en el radicalismo, pero el sector alfonsinista siempre tiene una posición cerrada respecto de cualquier acuerdo profundo", amplió Macri su visión acerca de la UCR.

En la búsqueda de radicales que sumen a las candidaturas del macrismo está también colaborando Andrés Delich, pero la UCR les puso un cerco a esos afiliados díscolos para que puedan participar en internas, al menos en la Ciudad de Buenos Aires, donde los mandatos ya se prorrogaron por tercera vez .

Dejá tu comentario