22 de septiembre 2009 - 00:00

“Mad Men” y “30 Rock”, de nuevo, ganadores del Emmy

El Emmy a la australiana Toni Collette como mejor actriz de comedia por su trabajo en la serie producida por Steven Spielberg, «United States of Tara», estuvo entre las pocas sorpresas de la 61a. entrega.
El Emmy a la australiana Toni Collette como mejor actriz de comedia por su trabajo en la serie producida por Steven Spielberg, «United States of Tara», estuvo entre las pocas sorpresas de la 61a. entrega.
 Los Ángeles - Más de 13 millones de estadounidenses vieron la 61a. ceremonia de entrega de los premios Emmy el domingo, el mejor nivel de audiencia en tres años para la noche más importante de la industria televisiva local, según datos divulgados ayer. Pero, aunque la glamorosa premiación marcó un promedio de 13,3 millones de televidentes para el canal CBS, un 8 por ciento por encima del mínimo histórico del año pasado, millones de otros espectadores optaron por el fútbol americano en la cadena rival NBC.

En cuanto a los premios, tal como se esperaba, la serie dramática «Mad Men» y la comedia «30 Rock» obtuvieron nuevamente los principales galardones, reflejando la cada vez más amplia distancia entre los programas más populares de grandes audiencias y los espacios aclamados por la crítica, pero vistos por grupos más pequeños. «Mad Men» de AMC es vista por unos 2 millones de televidentes, mientras que la comedia de NBC «30 Rock» tiene una audiencia de al menos 7 millones de personas.

En tanto, «Little Dorrit», una adaptación de la novela de Charles Dickens a cargo del canal BBC, se convirtió en el programa más galardonado al alzarse con siete estatuillas, entre ellas las de mejor miniserie, mejor dirección (Dearbhla Walsh) y mejor guión (Andrew Davis).

Las predicciones tampoco fallaron con los premios de Bryan Cranston («Breaking Bad») y Glenn Close («Damages»), que se llevaron las categorías de mejores actores de drama, por sus trabajos en sus respectivas series igual que en 2008.

«Éste es probablemente el mejor papel de mi carrera», declaró Close, añadió.

La única gran sorpresa de la noche la protagonizó la australiana Toni Collette («United States of Tara»), que consiguió el título de mejor actriz de comedia, categoría en la que Tina Fey partía como favorita, por «30 Rock».

«Quiero dar las gracias a Steven Spielberg [productor ejecutivo de la serie] por dejarme ser parte de su imaginación, y a Diablo Cody [creadora del programa] por su originalidad», manifestó la intérprete.

Por su parte Alec Baldwin volvió a conseguir, al igual que en 2008, la estatuilla al mejor actor de comedia, por «30 Rock».

En la categoría de mejores intérpretes secundarios de drama los premiados fueron Michael Emerson, por «Lost», y Cherry Jones, por «24», lo mismo que Jon Cryer y Kristin Chenoweth en el terreno de comedia por «Two and a Half Men» y «Pushing Daisies», respectivamente.

Chenoweth, visiblemente nerviosa, agradeció el galardón entre mohínes y lágrimas: «Gracias a la Academia por premiar a una serie que ya no está en pantalla», afirmó la actriz, mientras que Cryer tuvo que soportar las bromas de Neil Patrick Harris, candidato en su misma categoría, que oficiaba de maestro de ceremonias. «Asegúrate de que tu nombre está realmente en el sobre», le gritó entre risas Harris.

Según la prensa norteamericana, el éxito de la transmisión de los premios Emmy fue mayormente debido a los bailes y cantos de Harris. «Gracias a Neil Patrick Harris y los guionistas y productores de la transmisión de los Emmy de este año por recordarnos que un programa de premiación no tiene que ser aburrido», escribió la crítica de televisión de «Los Angeles Times», Mary McNamara, por caso.

Entre otros galardones se destacaron los conseguidos por el irlandés Brendan Gleeson y la estadounidense Jessica Lange como mejores actores de miniserie o película para televisión, por sus trabajos en «Into the Storm» y «Grey Gardens», respectivamente.

«Este papel es un regalo y ya no me llegan tan a menudo», admitió emocionada Lange.

En las categorías de mejores actores secundarios de miniseries o películas, las estatuillas fueron para Ken Howard y la iraní Shohreh Aghdashloo, por «Grey Gardens» y «House of Saddam». «Grey Gardens», que obtuvo seis Emmy, consiguió el galardón a la mejor película hecha para TV.

Además, el número musical protagonizado por Hugh Jackman con el que se abrió la última edición de los Oscar obtuvo el Emmy a la mejor música y letras originales.

Agencias Reuter y EFE

Dejá tu comentario