Maíz: advierten que la siembra caerá 10%

Edición Impresa

El área dedicada al maíz 2012/13 sería de 4 millones de hectáreas, un 10% por debajo de la superficie del ciclo previo, debido a las dificultades financieras de los agricultores tras la sequía de principio de año, dijo ayer la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

No obstante, las abundantes lluvias de los últimos meses, que han favorecido al maíz, limitaron la caída en el área prevista para el cereal 2012/13, calculada inicialmente en un 20%, añadió la entidad en su reporte mensual de cultivos.

«Los problemas financieros que dejó (la sequía provocada por el fenómeno climático) La Niña en 2011/12 han sido una fuerte limitación para optar por el cereal», dijo la BCR, que señaló que en el ciclo pasado el cereal registró su peor rendimiento en 10 años, de un promedio de 5,3 toneladas por hectárea.

Sin embargo, «las excelentes reservas de humedad en los suelos (por las precipitaciones recientes), junto al pronóstico de un (fenómeno climático) El Niño leve auguran un muy buen año productivo y sostienen la intención de siembra», agregó la entidad.

El Niño, a diferencia de su contraparte climática La Niña, consiste en una desaceleración de los vientos ecuatoriales (alisios) que provoca un calentamiento del Pacífico del Ecuador y fuertes lluvias en gran parte de la Argentina, Uruguay y en el sur de Brasil.

Los agricultores ya sembraron el 7% del área prevista para el maíz 2012/13, de acuerdo con la BCR.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que sólo incluye al maíz de uso comercial en sus pronósticos de superficie, estimó el área que será dedicada al maíz 2012/13 en 3,4 millones de hectáreas.

Con respecto al trigo 2012/13, la BCR dijo que los agricultores finalizaron la implantación del cereal, cuya superficie calculó en 3,6 millones de hectáreas, y que gran parte de las plantas presentan entre buenas y muy buenas condiciones gracias al buen nivel de humedad del suelo.

Sin embargo, zonas trigueras de la provincia de Buenos Aires sufrían excesos hídricos por las lluvias récord que cayeron en agosto y que continuaron en septiembre.

«Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa y Córdoba se perfilan con un potencial superior a la campaña pasada con la posibilidad de alcanzar rindes muy buenos», dijo la Bolsa rosarina.

«El problema para esta campaña en particular está dado por la amenaza que supone la continuidad de un patrón húmedo que deja vulnerables a partes de la provincia de Buenos Aires», agregó.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires también calculó la superficie del trigo 2012/13 en 3,6 millones de hectáreas, mientras que el Ministerio de Agricultura lo hizo en 3,7 millones de hectáreas.

Dejá tu comentario