Mandan a juicio a Pedraza y a otros en caso Ferreyra

Edición Impresa

El jefe del sindicato Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza, deberá responder en un juicio oral junto a otros nueve acusados por el presunto asesinato del activista del Partido Obrero (PO) Mariano Ferrey, cometido el 20 de octubre pasado durante una protesta de trabajadores tercerizados del Ferrocarril Roca en Barracas. La jueza de Instrucción Susana Wilma López dio por concluida su tarea de investigación y remitió el expediente a debate ante el Tribunal Oral Criminal 21. La magistrada pidió además la apertura de otro sumario para investigar una presunta defraudación contra la administración pública por parte de Pedraza, detenido desde febrero último, por su presunto vínculo con una cooperativa que presta tareas para el Roca.

La jueza desoyó los planteos de los defensores de los diez sospechosos en contra de la elevación del expediente y atendió el criterio del fiscal de la causa, Fernando Fiszer, así como de los abogados querellantes. Junto con Pedraza irán a juicio su segundo en la UF, Juan Carlos «Gallego» Fernández; los delegados del gremio Pablo Díaz y Claudio Alcorcel; los dos barra bravas que presuntamente efectuaron disparos ese día, Cristian «Harry» Favale y Gabriel Sánchez, y los trabajadores ferroviarios Guillermo Uño, Juan Carlos Pérez, Francisco Pipito y Jorge González.

Todos están detenidos por las sospechas en su contra de formar parte de un mismo plan criminal, según la jueza, orientado a «aleccionar a los tercerizados» para disuadirlos de efectuar cortes de vías para protestar por el pase a planta permanente en el Roca, entre otras demandas laborales. De acuerdo con la magistrada, la conducción del gremio auspició la formación de una patota que atacó a los tercerizados y a los activistas del PO.

Tribunal

Una vez resueltas las oposiciones planteadas por los defensores de los acusados, quedarán a cargo de ventilar el debate los jueces Carlos Bossi, Horacio Díaz y Diego Barroetaveña, del Tribunal Oral Criminal 21. Carlos Froment, abogado de Pedraza y Fernández, aclaró que restan los pronunciamientos de la Cámara de Casación Penal respecto de sus pedidos de excarcelación y en contra de los procesamientos dictados por la jueza.

En el auto de elevación a juicio, López practicó una «extracción de testimonios» sobre la base de un escrito de Fiszer: «El fiscal entiende que la Cooperativa de Trabajo Unión del Mercosur Limitada se formó por la decisión de los dirigentes de la Unión Ferroviaria para lograr un beneficio patrimonial prohibido por la ley de asociaciones sindicales que se extraería de modo indirecto de los fondos que el Estado nacional aportaría a la UGOFE (la concesionaria del servicio del Roca) y que recalarían en las arcas de la cooperativa». En esa línea, pidió investigar «la posible comisión de los delitos de defraudación contra la administración pública e incumplimiento de los deberes de funcionario público».

Investigación

Por cuerda separada, la jueza continuará con la investigación de un expediente conexo al del crimen de Ferreyra, basado en la actuación de la Policía Federal el día del asesinato. La magistrada sospecha que los efectivos que participaron en el operativo pudieron generar una zona liberada que facilitase la tarea de la patota alineada con el gremio. Y que ocultaron o destruyeron filmaciones que debió efectuar ese día la propia fuerza.

Al mismo tiempo, en otro juzgado de Instrucción se analiza la presunta existencia de un plan motorizado por el gremio para intentar un soborno a uno o más jueces de Casación y de ese modo facilitar la excarcelación de algunos detenidos, como método indirecto para favorecer la situación procesal de Pedraza.

En el juicio oral, Pedraza y Fernández deberán responder como presuntos «instigadores» del crimen. El día de los incidentes ambos participaban de un congreso ferroviario en la sede del gremio, y según cruces telefónicos practicados por la Justicia Fernández mantuvo comunicaciones con el delegado Díaz. Se trata del delegado que de acuerdo con la investigación se encargó de reclutar a los miembros del grupo de choque junto con Alcorcel.

Dejá tu comentario